“Hasta 90 diputados, la mitad de los que han apoyado a Pedro Sánchez en la moción de censura, se han pronunciado expresamente en contra la Constitución, en contra del sistema de libertades que nos ha dado el periodo constitucionalista; y eso tendrá sus consecuencias, seguramente lamentables para los españoles”.

Valmaña “La desfachatez de Sánchez debilita España y pone en peligro los avances conseguidos por el Gobierno de Rajoy”
• Critica que el único punto de su programa es llevar a cabo el Presupuesto General del Estado diseñado por el Partido Popular, haciendo así un ejercicio absoluto de incoherencia y parasitismo

Así se ha pronunciado la diputada del PP por Guadalajara, Silvia Valmaña, que junto a la senadora Ana González, han ofrecido una rueda de prensa para hacer un balance de lo que ha sido el gobierno liderado por Mariano Rajoy, y valorar el periodo de incertidumbre que se abre en España con el triunfo de la  moción  de censura, en el que “la desfachatez de Pedro Sánchez debilita España y pone en peligro los avances conseguidos por el Gobierno de Rajoy”.

En este sentido, Valmaña ha recordado que el presidente del PP llegó al Ejecutivo con “una España quebrada”, siendo Rajoy el artífice de la recuperación económica del país y de la creación de empleo y la regeneración del bienestar para los españoles. “Durante su gobierno se han hecho grandes pactos de Estado, y se han generado más de 1.700.000 puestos de trabajo. Ahora hay en España 3.252.130 parados menos y la economía, que con el último gobierno de Zapatero caía al 7,5 por ciento, con Rajoy ha crecido el 11,2 por ciento”.

La parlamentaria popular ha advertido sobre la inestabilidad y los cambios que se avecinan. Su pronóstico se basa en argumentos contundentes: los ‘socios’ de Sánchez –independentistas, populistas y filoetarras- ya se han pronunciado: algunos vetarán en el Senado los presupuestos del Estado; otros ya han dejado claro en redes sociales lo que piensan. En esta línea, Valmaña ha mencionado un tuit de Bildu en el que la formación advierte que su única intención es debilitar España y acabar con los consensos del régimen del 78’.

“Con 84 diputados,  Pedro Sánchez quiere gobernar España contra todos, porque todos están contra él”, asegura la diputada del PP, que reprocha a Sánchez su falta de programa y objetivos de gobierno. “El único punto de su programa es llevar a cabo los presupuestos del Partido Popular, esos de los que decía que eran ideológicos y un ataque contra la educación, la sanidad o la pensiones”, señala, remarcando las incoherencias de Sánchez y preguntándose si apropiarse del trabajo de otros “¿es plagio, parasitismo o las dos cosas”. Valmaña apunta que el PP tendrá en cuenta todas las circunstancias que rodean el cambio de gobierno y, en base a ello, hará una “oposición responsable, pero firme”.

La parlamentaria popular, que ha expresado su agradecimiento a Rajoy por los logros conseguidos para España, no augura un futuro ‘prometedor’ ni para el débil Gobierno de Sánchez, ni para el futuro más inmediato del país que, según su opinión, perderá la inercia de desarrollo y creación de empleo que todavía se mantiene del Ejecutivo del PP, habiendo conseguido en mayo grandes datos de reducción del paro.

EL CAMINO YA ESTÁ ENSAYADO EN CLM

Respecto del acuerdo que ha llegado a Sánchez hasta La Moncloa aupado por los partidos perdedores, la diputada del PP por Guadalajara advierte que ese “camino ya está ensayado” en Castilla-La Mancha.

“Sánchez, que ha obtenido en las urnas los peores resultados de la historia del PSOE, se hace con la Presidencia editando un gobierno de perdedores que en Castilla-La Mancha se limita a utilizar los recursos para malgastarlos; un gobierno que es incapaz de gestionar, que es el gobierno de las listas de espera, de la dependencia, del paro y del déficit”.

Con todo ello, Silvia Valmaña invita a los parlamentarios socialistas de Guadalajara a hacer una reflexión seria. Cree que su actitud pondrá en riesgo las inversiones conseguidas en los PGE que benefician esta provincia y se pregunta cómo van a justificar ante los guadalajareños su cambio de criterio ante los presupuestos del Estado que tanto han criticado.