El diputado regional del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de  Castilla-La Mancha, José Manuel Tortosa, ha lamentado hoy que el Gobierno de Page siga plegado a los intereses partidistas y políticos de Sánchez “y sea incapaz de defender una financiación justa y equitativa para Castilla-La Mancha”.

Tortosa acusa a Page de estar plegado a Sánchez y ser incapaz de defender la financiación autonómica que merece Castilla-La Mancha”
• Tortosa critica la hipocresía y la doble moral del PSOE de Page, “que en tan solo tres meses ha pasado de criticar al Gobierno de España, cuando lo presidía el PP, y exigirle 1.000 millones de euros más de financiación; a conformarse solamente con 87 millones, justo ahora que está el socialista Pedro Sánchez”

En este sentido, Tortosa ha criticado la hipocresía y la doble moral del PSOE de Page, “que en tan solo tres meses ha pasado de criticar al Gobierno de España, cuando lo presidía el PP, y exigirle 1.000 millones de euros más de financiación; a conformarse solamente con 87 millones, justo ahora que está el socialista Pedro Sánchez”. “¿Esto tiene algún sentido o es que Page, inicialmente enfrentado a Sánchez, ahora se entrega a su secretario general a ojos cerrados, sin defender a su tierra, sin reclamar lo que es justo para nosotros?”,  se cuestionaba el diputado del PP.

Asimismo, Tortosa ha asegurado que desde el Partido Popular defendemos un modelo de financiación autonómica que beneficie a la región porque el actual, que es obra del PSOE, es injusto y perjudica a Castilla-La Mancha. De hecho, ha subrayado como el anterior Gobierno de Rajoy  estaba  comprometido con la modificación de la financiación autonómica y estaba en negociaciones con las comunidades autónomas para alcanzar un acuerdo territorial que sirviera de base a un acuerdo político posterior en las Cortes Generales.

Tal y como ha explicado Tortosa, desde el Grupo Parlamentario Popular presentamos en el último pleno de las Cortes regionales una resolución pidiendo al Gobierno de Page que defienda ante Sánchez un nuevo modelo de financiación autonómica basado en la igualdad, equidad, transparencia, corresponsabilidad fiscal, solidaridad con las regiones más pobres y con mayor dispersión de población, “y todo ello siempre conforme al modelo constitucional establecido, respetando la soberanía nacional y la unidad de España”.

“Castilla-La Mancha necesita un sistema de financiación que garantice un acceso efectivo a los servicios públicos esenciales por parte de todos los ciudadanos con independencia del territorio en el que residan; los castellano-manchegos necesitan que no se produzcan diferencias arbitrarias en el reparto de recursos ni entre los niveles de financiación; nuestra tierra merece que el mecanismo de reparto del sistema resulte claro y comprensible y con una suficiencia de recursos; y, muy importante también, nuestra región necesita que se delimite expresamente el ámbito de los servicios garantizados por la financiación del sistema y aquellos otros adicionales que deban ser financiados por las comunidades autónomas con cargo a sus propios recursos”, explicaba el popular.