En relación con las críticas vertidas por el portavoz del Grupo Socialista, Daniel Jiménez,  Verónica Renales, concejala delegada de Bienestar Social, recuerda al edil “que  según el convenio suscrito con la Junta de Comunidades para la prestación de estas ayudas, es el Gobierno regional, y no el Ayuntamiento, el que controla la base de datos para autorizar las altas y las bajas”.

Renales pone en su sitio al PSOE Es la Junta la que controla la base de datos para autorizar bajas del servicio de Ayuda a Domicilio
El compromiso del Ayuntamiento con la atención a la dependencia y a las ayudas sociales “se evidencia”, según la edil, “en el aumento del 20% en la partida presupuestaria de 2018 para servicios sociales, que pasa de los 800.000 euros de 2017 al millón de euros para este año”

La también responsable del área de Familia sale así al paso de unas críticas “interesadas y malintencionadas”, que en su opinión se han trasladado a los medios de comunicación.

 El pasado año, el convenio que se suscribe con la JCCLM para el servicio de ayuda a domicilio y para el resto de prestaciones, se firmó el 11 de agosto. Sin embargo, tal y como recuerda Renales,”el Ayuntamiento prestó todas sus ayudas, incluidas la ayuda a domicilio, desde el mes de enero hasta el citado mes de agosto, “a riesgo y ventura”, sin tener la certeza de que las subvenciones incluidas en el convenio se fueran a recibir.

En su opinión, este hecho “evidencia que el Ayuntamiento cumplió, a pesar de no tener las ayudas de la Junta, con los servicios a personas dependientes”.

Recuerda también  que estas prestaciones “están ligadas a la dependencia y que una vez hecha la valoración por la Comunidad Autónoma,  los técnicos municipales de  servicios sociales municipales la incorporan a esta línea de ayudas”.

“Se han efectuado las horas autorizadas por la Junta”

En cuanto a la supuesta pérdida de horas de servicio, señala que se han efectuado todas las que se han autorizado por parte del Gobierno regional. En concreto,  11.000 horas más desde 2015, “lo que supone un incremento del 20%”.

A este aumento hay que añadir otro factor  muy relevante a juicio de Verónica Renales. Se refiere a la “diferente valoración” que hace la propia Junta del trabajo que realizan las auxiliares que prestan estos servicios.

Como ejemplo cita que si la Junta paga la hora de estos servicios a 9,41 euros (en día laborable) y  a 12,52 € (festivos), el Ayuntamiento paga por el mismo concepto 15,12€  y 21,17 €, respectivamente, según sea día laborable o festivo. La diferencia entre ambas cifras “la aportan los presupuestos municipales”, subraya.

El compromiso del ayuntamiento de Guadalajara y de su equipo de gobierno “es y será seguir apostando por el apoyo a las personas dependientes”. Por ello, para el presente año 2018   los presupuestos municipales destinarán un millón de euros a la partida correspondiente para dependencia y servicios sociales, lo que supone un aumento aproximado del 20% con respecto a 2017.

Por último, la responsable de Bienestar Social califica de “excesivo” el que el portavoz sociliasta hable de dimisiones cuando “sabe perfectamente que es la JCCLM la que determina el número de horas y la que fija las altas del convenio”.