“El Día Mundial del Agua debe de servir para reflexionar sobre la importancia de este bien y la necesidad de cuidarlo”. De esta manera, el presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, Benjamín Prieto, se ha pronunciado este jueves en el entorno del Nacimiento del Río Cuervo, donde ha querido conmemorar este día tan especial, junto al ministro de Justicia y diputado nacional por Cuenca, Rafael Catalá; el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio; la subdelegada del Gobierno en Cuenca, Lidón Lozano; el alcalde de la capital, Ángel Mariscal, así como primeros ediles y concejales de esta zona de La Serranía conquense.

Prieto “El Día Mundial del Agua debe de servir para reflexionar sobre la importancia de este bien y la necesidad de cuidarlo”
• El presidente de la Diputación, acompañado del ministro de Justicia y diputado nacional por Cuenca, Rafael Catalá, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, la subdelegada del Gobierno en Cuenca, Lidón Lozano, y el alcalde de la capital, Ángel Mariscal, han querido conmemorar este día tan especial con una visita al Nacimiento del Río Cuervo, uno de los lugares más emblemáticos de nuestra provincia

Prieto ha insistido en destacar la importancia del agua, puesto que, según ha dicho, no solo es vida, sino también desarrollo, turismo, etc. De ahí, que haya asegurado que este bien precisa de cuidados y, sobre todo, de una sensibilización generalizada en torno a un consumo responsable. Es por ello que ha subrayado que este Día Mundial del Agua debe de marcar los 364 del año con el fin de que el agua sea un referente a poner en valor como otros recursos patrimoniales de la provincia.

Y es que, a su juicio, el agua está muy ligada a nuestra provincia y, en especial a una zona como La Serranía, que, sin duda, no podría concebirse sin la acción y presencia de este bien tan preciado, que ha labrado con el paso de los siglos paisajes inolvidables, que se convierten en puntos de atracción de visitantes a lo largo de todo el año, como por ejemplo, el Nacimiento del Río Cuervo, y, por lo tanto, en fuente de riqueza y empleo.

Una importancia en La Serranía que se plasma, según ha recordado, en sus dos grandes manantiales de agua mineral, Solán de Cabras y Fuente Liviana, que dan nombre a Cuenca no solo en todo el territorio nacional, sino más allá de nuestras fronteras.

Por todo ello, ha invitado en este día a que todos, ciudadanos y administraciones, hagamos todo lo posible para mimar este bien y darle en el día a día la importancia que en verdad tiene.