El presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, Benjamín Prieto, ha asistido esta tarde al arranque de la XI Legislatura en el Senado. Y lo ha hecho, acompañado de otros presidentes de Diputación del país, con el objeto de presenciar el debate de la moción del Grupo Parlamentario Popular en defensa de las Diputaciones.

Una presencia con la que Prieto ha querido dejar clara su postura en favor de estas instituciones como “garantes de la igualdad de todos los ciudadanos, independientemente del municipio en el que residan, por muy pequeño que éste sea”. Y es que considera que “las Diputaciones no solo contribuyen a vertebrar las provincias, sino que, además, son un excelente aliado del mundo rural, aquejado, en la actualidad, por el envejecimiento y la despoblación”.

Ahí es donde, en su opinión, juegan un papel fundamental estas instituciones, poniendo en valor los recursos del medio rural y asistiendo a los municipios para que sus vecinos puedan contar con servicios que, por sí solos, no podrían prestar.

La moción del PP ha sido defendida por el portavoz del Partido Popular en Entidades Locales y senador popular por la provincia de Guadalajara, Juan Pablo Sánchez Sánchez-Seco, y en ella se ha reivindicado el valor de estas instituciones, que van en beneficio de todos nuestros pueblos.

Con esta moción, el Grupo Popular se ha inclinado por la modernización de las Diputaciones en vez de suprimirlas, siempre en aras de evitar el solapamiento de competencias entre administraciones. Asimismo, ha instado a desarrollar el Plan de Mujeres en el Medio Rural 2015-2018, aprobar una Ley Marco de Desarrollo Rural e impulsar los programas de desarrollo rural, tanto autonómicos como estatales.FotoSenadoNota