Después de albergar la exposición del Ejército del Aire ‘Volar: historia de una aventura’, el Salón de Actos de la Diputación Provincial de Cuenca ha abierto sus puertas a una nueva muestra, en esta ocasión, del conquense José Atienza (Cuenca, 1944). Una exposición que ha sido inaugurada este miércoles por la tarde por el diputado de Cultura, Francisco Javier Doménech, que ha estado acompañado, además de por el propio artista, por las concejalas de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Cuenca, Marta Segarra y Esther Martínez Sancho.

Pirograbado y pintura se fusionan en la obra de José Atienza expuesta en la Diputación de Cuenca
• El diputado de Cultura, Francisco Javier Doménech, ha sido el encargado de inaugurar esta exposición, de la que ha destacado la singularidad de la técnica empleada por el artista y el hecho de ser un claro ejemplo de la decidida apuesta de la institución provincial por los autores conquenses

Doménech ha destacado de esta muestra la singularidad de la técnica empleada por el artista conquense al fusionar el pirograbado con la pintura, dando como resultado una peculiar exposición, que, a buen seguro, no dejará a nadie indiferente, máxime si se tiene en cuenta que la mayoría de las obras recogen algunos de los rincones más bellos de nuestra capital y ensalzando su belleza.

Para el diputado de Cultura, esta exposición es un claro ejemplo de la línea estratégica de la Diputación Provincial de apostar de manera decidida no solo por las artes plásticas, en general, sino también por los autores conquenses, nuestros artistas.

El visitante de esta muestra se encontrará un total de 33 obras, la gran mayoría de pequeño formato, que le invitarán a realizar un recorrido por el Casco Antiguo de Cuenca, llegando a descubrir estampas que para muchos pasan diariamente desapercibidas, así como por algunos rincones del bello municipio de Albarracín; localidad muy similar a Cuenca, tal y como ha subrayado José Atienza.

Una muestra que reúne el trabajo callado y constante de este artista conquense durante los últimos diez años; etapa en la que ha podido dedicarse plenamente a lo que siempre le ha gustado toda la vida: dibujar y pintar.

Es por ello que no ha dudado en agradecer a la Diputación la oportunidad que le ha brindado de exponer su obra en este emblemático lugar para que pueda ser disfrutada por sus paisanos y conciudadanos y donde permanecerá hasta el próximo 16 de julio.