“Hay noticias que se entienden mejor juntas, cuando comprendes que el verdadero problema del agua en España no viene por la sequía, sino por la corrupción, la incompetencia y la falta de vergüenza de una serie de políticos regionales y nacionales al servicio de un lobby”, lamentan desde la Asociación de Ribereños de Entrepeñas y Buendía

Los Ribereños empiezan a atar cabos descenso de las aguas en la cabecera, dimisiones, imputados...El milagro llegó a su fin, tras una inesperada concatenación de lluvias y deshielos, Entrepeñas y Buendía, que envían 14,4 metros cúbicos de agua por segundo al Segura, ven como desciende el nivel de sus aguas. Han tocado techo, pero de nuevo afrontan el verano con perspectivas poco halagüeñas. En la última semana han bajado cuatro hectómetros cúbicos.

Mientras el Tajo se muere por culpa de una hemorragia brutal en su cabecera, en Murcia asisten a la degradación absoluta del otrora orgullo del Levante, su Mar Menor. Tres investigadoras del Comité de Asesoramiento Científico que trata de recuperar la laguna dimitieron en los últimos días después de enviar un manifiesto muy crítico a la Consejería de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, firmado a su vez por once de los investigadores del comité. “Sólo difunden nuestras conclusiones si coinciden con sus intereses”, denunciaba una de ellas.

A su vez, el ex comisario de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Segura, Manuel Aldeguer, declaró el lunes como imputado por el caso Topillo, sobre la contaminación del Mar Menor. El ex comisario hizo caso omiso de todos los informes científicos que señalan directamente a la agricultura como responsable de la situación del Mar Menor y mostró un alarmante desconocimiento sobre muchas cuestiones concernientes a sus aguas. Junto a Aldeguer, está imputado Antonio Cerdá, ex consejero de Agricultura, que también es investigado por otras causas, como la desaladora de Escombreras. y fue uno de los firmantes del infausto Memorándum.

“Esa es la clase de gente que decide sobre nuestros embalses, mienten cuando dicen que las necesidades del Tajo quedan satisfechas, hacen caso omiso de los informes científicos y sólo responden a sus propios intereses y a los del SCRATS”, afirma el presidente de los ribereños, Francisco Pérez Torrecilla. “El agua es de todos, pero hoy por hoy es sólo suya”.

“La ministra de Agricultura debería recordar que también lo es de Medio Ambiente y, aunque tuvo la desvergüenza de rendir pleitesía al SCRATS pero no visitar el Mar Menor, tendría que reflexionar y ponerse al servicio de todos los españoles sacando a la luz toda la trama del agua del Levante y poniendo fin a este saqueo del Tajo”.