Durante la reunión de la junta directiva de la Asociación de Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía, celebrada en Garcinarro (Cuenca), los alcaldes de Pareja, Javier del Río; Buendía, Desamparados Sierra; Cañaveruelas, Gregorio Villamil; y Huete, Fernando Romero, han exigido a Page soluciones para paliar la difícil situación que atraviesan los embalses de la cabecera del Tajo y los pueblos ribereños.

Los alcaldes ribereños del Partido Popular reclaman a Page “agua e inversiones
Los alcaldes están hartos de tanta “palabrería” y exigen un compromiso “real” al máximo responsable del Ejecutivo regional

Los responsables municipales han reclamado a Page “soluciones”,  pero también “las inversiones necesarias, que no llegan desde Fuensalida”, para paliar las carencias de la zona, especialmente en materia de infraestructuras, entre ellas, depuración de aguas e incluso de abastecimiento a poblaciones. Con todo, exigen al presidente regional un “compromiso real” para garantizar agua suficiente en Entrepeñas y Buendía. “No queremos otra vez palabras huecas sino soluciones a un grave problema”

“Queremos que Page trabaje por el Pacto Nacional del Agua que, nuevamente, está impulsando el Gobierno del Partido Popular. Los alcaldes venimos reclamando esta medida porque es la única forma de resolver este problema: creando puentes y no rompiéndolos. La solución sólo se consigue llegando a acuerdos. No queremos guerras del agua sino acuerdos”, afirman.

Además, recuerdan que “los únicos gobiernos que han modificado las leyes para que exista un mínimo no trasvasable en Entrepeñas y Buendía han sido los Gobiernos del Partido Popular”. En este sentido, destacan primero, la importancia del Plan Hidrológico Nacional, “que fue incluso apoyado por Page cuando era vicepresidente con Bono, y luego derogado por Zapatero”, después la fijación de una reversa mínima no trasvasable de 240 Hm3 y, más recientemente, con Cospedal al frente del Gobierno regional, se elevó esa cantidad hasta los 400 Hm3. “Si esas leyes no hubieran sido aprobadas, y el PSOE hubiese gobernado en España, este verano se seguiría trasvasando, como ya lo hicieron los gobiernos socialistas en 1995, con los embalses por debajo del 8 por ciento”, subrayan los alcaldes.

Responsabilizan a Page de “haber conseguido muy poco en materia de agua desde que llegó al Gobierno hace dos años” y aseguran que “lo único que se recuerda en nuestra comarca de los gobiernos socialistas en materia hídrica es que no han aportado nada, solo que acabaron con el trasvase del Ebro, que había sido aprobado y contaba con financiación europea. Los socialistas cortaron el grifo del Ebro, pero se olvidaron de cortar el del Tajo”.