El acto conjunto de las instituciones de Guadalajara para celebrar el Día Internacional de las Mujeres, que este año ha organizado la Delegación de la Junta de Comunidades con el lema “Las palabras que nos unen”, ha puesto el foco sobre la necesidad de “trasladar la igualdad entre mujeres y hombres que proclaman las leyes a una igualdad real y efectiva”.

Así lo ha expresado durante su intervención el delegado de la Junta de Comunidades en Guadalajara, Alberto Rojo, quien ha subrayado que “ningún país del mundo ha conseguido alcanzar una igualdad real entre mujeres y hombres, a pesar de los avances normativos que se han producido en las últimas décadas hacia la igualdad de género”.

El delegado de la Junta ha abogado por “romper el sistema patriarcal apostando por una economía de la igualdad, que elimine las barreras en el acceso al empleo y las diferencias salariales, que fomente la igualdad en el acceso a los puestos directivos y también en la responsabilidad de las tareas domésticas y en la disposición del tiempo de ocio individual”.

Transversalidad de las políticas de igualdad.

Alberto Rojo ha  incidido  varias veces en que “la erradicación del machismo y de la discriminación por género no puede hacerse con medidas aisladas”,  sino que “se necesita un trabajo transversal para llegar a la igualdad de género real, ya que la discriminación y la desigualdad afectan a todas las esferas de la vida”.

En este sentido, ha recalcado que “Castilla-La Mancha, comunidad que ha sido pionera en legislar contra la violencia de género y a favor de la igualdad entre hombres y mujeres, ha dado un paso más para garantizar esa transversalidad en todas las políticas regionales, con la inclusión de la directora del Instituto de la Mujer en el Consejo de Gobierno con rango de viceconsejera”.

“Las palabras que nos unen” y reconocimiento a Blanca Calvo.

El delegado de la Junta ha afirmado que “la democracia no puede defraudar a las mujeres” y se ha referido al lema del acto institucional –“Las palabras que nos unen”-, señalando que “el poder de la palabra en el camino hacia la igualdad de género reside en que es el mejor instrumento para trasladar el pensamiento humano y, por tanto, todos los ingredientes en los que se asienta la desigualdad deben ser corregidos a través de la palabra”.

Como muestra del poder de la palabra para avanzar en el camino hacia la igualdad, Blanca Calvo ha recibido de manos de la directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, un reconocimiento por su compromiso con el fomento de la Igualdad de Género a través de las letras.

Alberto Rojo ha cerrado su intervención recordando los motivos que siguen existiendo para reivindicar una igualdad real: “sigue habiendo discriminación, sigue habiendo brecha salarial, sigue habiendo trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, sigue habiendo techo de cristal, sigue habiendo infrarrepresentación de la mujer en puestos de poder y toma de decisiones y, en otros países, además, siguen siendo práctica común la mutilación genital femenina, los matrimonios forzosos y las violaciones”, ha enumerado.

Por todo ello ha pedido que “todas las personas e instituciones trabajemos juntas para acabar con la desigualdad, porque es imposible que la humanidad progrese discriminando a las mujeres, que son la mitad de la población”.Intervención Alberto Rojo_acto Día de la Mujer