La Guardia Civil, en el marco de la operación “CAUDA”, ha desarticulado un grupo  criminal dedicado a robar en viviendas de la provincia de Cuenca. Han sido detenidos tres varones, de 18, 21 y 28 años de edad  y se ha investigado a otros dos hombres, de 31 y 36 años, todos ellos de nacionalidad rumana.

La Guardia Civil detiene a tres personas e investiga a otras dos por 31 robos en la Alcarria conquense

La operación, llevada a cabo por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Cuenca y  la Guardia Civil de Tarancón, se inició a principios de año, a raíz de una serie de robos con fuerza en las cosas cometidos en viviendas usadas como segunda residencia ubicadas, en su mayoría, en la zona de La Alcarria de Cuenca y alrededores.

Los investigadores  contabilizaron, inicialmente, quince hechos delictivos, en los que  fueron sustraídos  televisores, joyas, equipos de informática, dinero en efectivo y herramientas,  entre otros objetos.

La Guardia Civil determinó, según avanzaba la investigación, la existencia de un grupo de cinco personas, organizadas para cometer los robos con distintos modus operandi, según el objetivo elegido o lo avanzado de su ejecución.

Como denominador común, antes de los robos sustraían combustible de depósitos de camiones para repostar el vehículo con el que se desplazaban.

Posteriormente seleccionaban los lugares en los que iban a cometerlos que, en algunas ocasiones, eran  viviendas de la localidad de Tarancón que parecían reflejar un alto poder adquisitivo  de sus propietarios, mientras que, en otras, el objetivo eran segundas residencias de las localidades más despobladas de La Alcarria conquense.

Pese a estar especializadas en cometer robos en viviendas, estas personas también robaron en una joyería de Tarancón, en la que sustrajeron piezas valoradas en 50.000 euros.

Para seleccionar los objetivos llamaban a los timbres de las viviendas que pretendían robar. Si no contestaba nadie y confirmaban su ausencia las asaltaban por puertas y ventanas alejadas de la vista de los viandantes o fracturaban el bombín de la puerta principal

La Guardia Civil detuvo a tres de los cinco integrantes de este grupo criminal e investigó a los otros dos por su relación con 24 delitos de robo con fuerza en las cosas cometidos en viviendas, un robo en una joyería, seis delitos de robo de gasoil en camiones y una simulación de delito, al denunciar uno de ellos el hurto de uso del vehículo que utilizaban en los robos para tratar de exculparse de ellos, comprobándose que este hecho era falso.

Además, la Guardia Civil  llevó a cabo un registro voluntario  en el domicilio de uno de los detenidos, donde se intervinieron un televisor, varios relojes, joyas y una colección de monedas  procedentes de los robos cometidos.

Las diligencias instruidas, junto con los detenidos, fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número Dos de Tarancón.

La Guardia Civil continúa realizando investigaciones para comprobar la procedencia de algunos de los objetos incautados.

La valoración estimada de los objetos sustraídos, así como de los daños ocasionados, superan los cien mil euros