La calle Francisco Aritio cuenta desde hoy con semáforos foto-rojo, una nueva medida de pacificación vial que persigue impedir que los conductores se salten los semáforos en esta importante arteria de la ciudad.

Calle FrancEstos semáforos se han instalado en dos puntos de la vía y su novedad estriba en que realizan fotografías de aquellos vehículos que no respetan los semáforos, lo que conlleva una sanción de 200 euros y la retirada de cuatro puntos de carnet de conducir.

La titularidad de Francisco Aritio ha pasado, además, a ser municipal, por lo que será el Ayuntamiento de Guadalajara quien tramite las correspondientes multas.

La teniente de alcalde y concejala de Seguridad, Encarnación Jiménez, que ha participado en la presentación de dichos semáforos, ha explicado que “con su instalación se culmina la remodelación que se hizo en 2013 de esta vía, una de las más importantes de la ciudad”.

En este sentido, ha manifestado que “el Ayuntamiento de Guadalajara confía en que esta medida contribuya a que Francisco Aritio deje de ser una de las vías con mayor siniestralidad de la ciudad y que el número de accidentes y atropellos en la misma sea cero”. “Año tras año -ha señalado- tratamos de mejorar la seguridad en diferentes puntos de la ciudad para favorecer a peatones y conductores. Esta es una de ellas”, ha destacado.

Francisco Aritio, tal y como ha señalado la teniente de alcalde, registró un total de seis atropellos en el último año.

En la presentación de los semáforos también ha participado la directora general de Tráfico, María Seguí, y la consejera de Fomento, Elena de la Cruz.