Miles de enfermeras y enfermeros se han implicado activamente en la difusión de la campaña “Rompe con los estereotipos”, que el Sindicato de Enfermería, SATSE, lanzó a finales del pasado mes de abril y que ha superado con creces las expectativas iniciales puestas en ella para trasladar una imagen real y actual de la profesión que ayude a acabar con falsos estereotipos sexistas y retrógrados que aún permanecen en nuestra sociedad.

Gran acogida profesional y social de la campaña “Rompe con los estereotipos” de SATSE
• 150.000 carteles, 500.000 tarjetones, 15.000 manuales de estilo, 1.000 cartas a responsables de administraciones públicas o asociaciones … la campaña ha superado con creces las expectativas iniciales del Sindicato de Enfermería.

A tenor de los datos manejados para hacer balance de su desarrollo, SATSE se muestra muy satisfecho del impacto y repercusión obtenidos por la campaña, ya que ha logrado que se ponga el foco de atención mediático, profesional y social en la necesidad de acabar con determinados clichés que perjudican a las enfermeras y enfermeros y que suponen, además, un claro retroceso en la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres.

Entre otros datos destacables, la campaña ha difundido un total de 150.000 carteles y medio millón de tarjetones en todo el Estado, y se han distribuido más de 15.000 ejemplares del Manual de Estilo “La profesión enfermera, hoy” cuyo objetivo es informar y proporcionar recursos a los medios de comunicación, así como a administraciones públicas, asociaciones, y organizaciones, para que conozcan mejor la labor y competencias de las enfermeras y enfermeros, y, además,  se refieran a ellas y ellos en los términos adecuados.

Se han distribuido, además, más de 1.000 cartas a responsables de administraciones públicas, asociaciones y  medios de comunicación demandando su implicación y colaboración para lograr que socialmente la profesión enfermera y su aportación a la salud sea conocida y valorada de forma justa y adecuada.

Profesionales y ciudadanos también se han hecho un gran eco de la campaña a través de las redes sociales. Más de 1,2 millones de personas han visto los mensajes del Sindicato de Enfermería contra los estereotipos en Facebook, Twitter e Instagram, mientras que las publicaciones con el hashtag #SomosMuchoMas se han visto 2,8 millones de veces en Twitter, Facebook, Instagram y Youtube.

Los objetivos de la campaña de SATSE han sido respaldados por los propios profesionales según refleja una encuesta realizada a más de 9.200 enfermeras y enfermeros en todo el Estado. En concreto, un 94,16 por ciento asegura que la imagen (uniforme, material, equipo, entorno de trabajo…) que se traslada de ellas y ellos a través de los medios de comunicación y otros ámbitos (cine, espectáculos, moda…) no es acorde con sus competencias y funciones reales dentro del Sistema Sanitario.

Otros resultados de la encuesta destacables son que casi nueve de cada diez (87,84 por ciento) enfermeras y enfermeros creen que aún persisten estereotipos sexistas y retrógrados vinculados con Enfermería, especialmente con las mujeres y un 88,79 por ciento entiende que la difusión de estos estereotipos supone un claro obstáculo, e incluso un retroceso, para el desarrollo de su profesión.

Observatorio

También en el marco de la campaña se inició una recogida de firmas para solicitar al Gobierno la creación de un Observatorio de la Mujer que luche contra la difusión de imágenes y conductas sexistas, y hasta el momento unas 9.000 personas han dado su apoyo a la misma.

Asimismo, la creación de este Observatorio de la Mujer ha sido respaldada por un 94 por ciento de las enfermeras y enfermeros de nuestro país, así como por un 96 por ciento de los estudiantes de Enfermería, según la  encuesta realizada con motivo de la campaña del Sindicato de Enfermería.

“Los resultados finales de la campaña superan con creces todas las expectativas iniciales puestas en ella y constatan la necesidad de seguir trabajando en un asunto que interesa y preocupa a la profesión como es la difusión de estos estereotipos sexistas y anticuados”, concluyen desde la organización sindical.