El delegado de la Junta en Cuenca, Ángel Tomás Godoy, ha insistido hoy en que el Consorcio de la Ciudad de Cuenca “es el mejor instrumento para abordar el proyecto de mejora de la accesibilidad al Casco Antiguo de Cuenca porque en él están representadas todas las Administraciones (Gobierno regional, Ayuntamiento de Cuenca, Diputación Provincial de Cuenca y Gobierno de España) y esto permite garantizar la continuidad del proyecto, “a no ser que el Gobierno de España no quiera”.

Godoy insiste en que el Consorcio es “el mejor instrumento” para ejecutar el proyecto de accesibilidad al Casco porque “es donde están todas las Administraciones”
 Ángel Tomás Godoy espera que la iniciativa de Ángel Mariscal y Benjamín Prieto no sea “una maniobra de distracción” para demorar el proyecto y recuerda que el plazo para solicitar los fondos europeos es de tres meses, por lo es necesario solicitar los fondos, licitar la redacción de un proyecto y empezar a ejecutar la obra

Tras conocer el comunicado hecho público por el alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, y el presidente de la Diputación, Benjamín Prieto, Godoy se ha congratulado de que ambos dirigentes reconozcan que el proyecto del grupo de arquitectos Cuenca IN, auspiciado por el Colegio de Arquitectos tras el encargo del Gobierno de Castilla-La Mancha, “es un proyecto magnífico para Cuenca y que hay que trabajar desde él”, aunque ha lamentado que hayan tardado un año en hacerlo.

Cree entonces que si todas las administraciones están de acuerdo en que la propuesta de Cuenca IN, que cuenta además con anteproyectos y estudios geotécnicos, tiene que ser el punto de partida, lo que procede ahora es “solicitar los fondos europeos necesarios para levarlo a cabo,  licitar la redacción de un proyecto al que se puedan presentar arquitectos nacionales e internacionales y empezar a ejecutar la obra”.

El delegado de la Junta ha asegurado que el Gobierno de Emiliano García-Page mantiene su compromiso de financiar hasta el 80% de este proyecto a través de la convocatoria de la fondos FEDER que se publicó la semana pasada pero ha recordado que el plazo para solicitarlo es de tres meses, por lo que espera que el Consorcio de la Ciudad de Cuenca, el Ayuntamiento de Cuenca o la Diputación Provincial “decidan cuanto antes quién va a solicitar esos fondos que la Administración regional está dispuesta a aportar”.

“Esperamos que todo esto que está pasando ahora no sea una maniobra de distracción para no solicitar un proyecto que en estos momentos tiene el consenso de prácticamente toda la ciudad y que es importante para trabajar la accesibilidad de los vecinos y el desarrollo de la parte alta de la ciudad”.

Godoy también ha mostrado la disposición del Gobierno regional a reunirse con el alcalde de Cuenca, como ya se solicitó hace semanas; o el presidente de la Diputación, pues considera que la ciudad de Cuenca “necesita que se tomen decisiones urgentes para sacarla de la depresión en la que está anclada desde que el Gobierno de Cospedal la maltrató con sus recortes”.

En este punto, ha reconocido que es posible que la Junta de Comunidades se haya equivocado de interlocutor durante el último año y en lugar de hablar de este proyecto con Mariscal debería haberlo hecho con Prieto, pues “parece ser  que es quién toma las decisiones  importantes para la ciudad”.

Reunión en la que el delegado de la Junta espera poder tratar otros asuntos importantes, como la conexión con el nuevo hospital, el traslado de la Estación de Aguas Residuales de Cuenca y el traslado de la Planta de Tratamiento de Residuos. Sobre esta última actuación, ha recordado que es la Diputación la que tiene que tomar una decisión y presentar este proyecto a la convocatoria de fondos FEDER, “a pesar de que durante meses su presidente Benjamín Prieto, ha venido diciendo que era humo”.