La coordinadora del Partido Popular de Cuenca y diputada provincial, Mercedes H. Fogarty ha denunciado que el Gobierno de García-Page tiene paralizados en la provincia de Cuenca más de dos millones de euros en obras de patrimonio “lo que está afectando negativamente a muchos municipios de la provincia que llevan meses esperando conseguir los permisos necesarios para realizar obras en algo tan valioso como es el Patrimonio”.

Fogarty denuncia que Page tiene paralizados dos millones de euros en Patrimonio en la provincia de Cuenca
Advierte que hay muchos municipios conquenses que llevan meses esperando los informes técnicos perceptivos, lo que inevitablemente está retrasando la ejecución de las obras en Patrimonio, como es el caso de Valeria, Villaescusa de Haro, Beteta, Huete, Poyatos, Moya y Villanueva de la Jara

Fogarty ha asegurado que esta paralización de fondos y bloqueo de permisos y licencias por parte de la Junta viene provocado por la falta de personal y de técnicos en esta materia que, al ser tan escasos y haber tan poca disposición del Gobierno de Page de aumentarlos, ralentizan cualquier procedimiento patrimonial que puede ir desde la construcción de una nave para un particular a la rehabilitación de monumentos culturales de cualquier municipio de Cuenca. En este punto, la dirigente popular ha recordado que las obras tienen siempre tienen unos plazo que hay que cumplir dentro de los límites administrativos que marcan leyes y normas, “por lo que si la Junta paraliza permisos, esas obras corren el peligro de no poder llevarse a cabo”.

En esta situación de espera se encuentran, entre otros, pueblos como Valeria, que tiene 215.000 euros a la espera de poder ser invertidos en la recuperación de la ermita de Santa Catalina y el Foro de su ciudad romana; Villaescusa de Haro, con 346.000 euros también bloqueados para el Convento de Los Frailes; Beteta y sus 190.000 euros para el Castillo de Rocafría; Huete con 350.000 euros para la cubierta de La Merced; Poyatos y 45.000 euros para rehabilitar un puente; Villanueva de la Jara, con 540.000 euros pendientes para el Convento de Clarisas y la Posada Masó; y Moya, dónde la desidia de la Junta alcanza ya unos límites sonrojantes.

Sobre este último municipio, Fogarty ha lamentado que además de paralizar el Gobierno de Page 380.000 euros destinados a la Iglesia de San Bartolomé, aún no ha dado permiso a la Unidad Militar de Emergencia, la UME, para que se desplace a la ciudad medieval para apuntalar la espadaña y varios arcos. De hecho, continuaba la coordinadora del PP, “la UME quiere desplazarse a Moya a primeros de julio y todavía no sabe si lo va a poder hacer; una oportunidad que podemos perder, como tantas otras que nos hace perder y que deja pasar la Junta de Comunidades”.

Además, la coordinadora del PP ha advertido que esta “desidia y dejadez” por parte del Gobierno de Page no afecta únicamente a ayuntamientos y diputaciones sino también a cualquier iniciativa privada que requiera de los informes técnicos necesarios para acometer cualquier obra, lo que lamentablemente está ocasionando también un retroceso en la economía de muchos municipios.

La dirigente del PP ha asegurado que es “tremendo que la Junta de Comunidades no invierta en Patrimonio en nuestra provincia, que nos discrimine constantemente, que no tenga la sensibilidad ni el respeto por los siglos de historia que atesoramos ni por los pueblos en los que se encuentran, pero que dificulte que otras administraciones como la Diputación y ayuntamientos puedan hacerlo demuestra su falta de interés por Cuenca y su desprecio por nuestra provincia”.

Por ello, el PP de Cuenca ha pedido a la Junta de Comunidades que “si no quiere invertir en Cuenca por lo menos que no obstaculice y paralice nuestras fuentes de riqueza; es más, le exigimos que ponga solución a los problemas de Patrimonio y resuelva y atienda a las necesidades de Cuenca y de sus municipios, y, muy importante,  que desbloquee los 8 millones de euros que tiene pendientes con la provincia de Cuenca de Fondos Europeos”.

Fogarty también ha pedido al Gobierno de Page que tome ejemplo de las medidas en activo que adoptan otras instituciones como la Diputación  de Cuenca, que en su último pleno aprobó una partida de 200.000 euros para colaborar con aquellos municipios que se han adherido al 1,5 por ciento cultural y necesitan más apoyo financiero.