Familias de Guadalajara perjudicadas por el proceso de admisión de alumnos reclaman soluciones a la escolarización de sus hijosEl nuevo proceso de admisión de alumnos para el curso 2017/2018 ha generado un profundo malestar entre las familias en general, y en particular entre aquellas familias con hijos que han quedado sin plaza en los centros docentes elegidos, muchas aún pendientes de que la Junta les asigne ‘de oficio’ un colegio en función de un número ‘de sorteo’.

Un nutrido grupo de padres afectados se concentraba ayer frente a la Delegación de Educación en Guadalajara para exigir soluciones. Consideran “injusta” la situación generada por el nuevo sistema de asignación de plazas que, según afirman, ha convertido el proceso en una verdadera lotería y ha hecho desaparecer la ‘libre elección’ y la ‘preferencia’ de las familias, vulnerando el derecho de los padres a elegir la educación que quieren para sus hijos.

Aseguran que el sistema no busca que todas las familias accedan a la enseñanza deseada, sino que trata de filtrar solicitudes, drenando alumnos hacia colegios que no tienen demanda por la sola razón de un sorteo.

Sólo en Guadalajara capital o Azuqueca hay varias decenas de familias perjudicadas, que a día de hoy aún no saben el colegio en el que deberán matricular a sus hijos el próximo curso.

Próximamente acudirán a Toledo en busca de apoyos, haciendo entrega en la Consejería de Educación – y a los grupos políticos con representación en el Parlamento regional – de un documento técnico en el que se explican los problemas generados por el sistema de asignación de centros y se apuntan posibles soluciones. Una de las propuestas es aumentar el ratio por aula, como se ha hecho en otras ocasiones. “La mayoría de colegios están de acuerdo, solo hace falta voluntad administrativa de amparar a las familias”, afirman los afectados. Hasta el momento, las únicas respuestas que han obtenido han sido del tipo: “Has pedido los colegios que quiere todo el mundo, todos pedís los mismos y así no puede ser” o “No os dais cuenta que la Educación Infantil no es obligatoria”…”Solo evasivas carentes de justificación alguna”, lamentan los padres.