Los representantes del PP en el Consejo de Administración del Ente público de la Radio Televisión Pública de Castilla-La Mancha (CMM) han puesto en evidencia el “fraude” del premio otorgado por la Junta de Comunidades a la actual directora de la cadena pública por su supuesta contribución en favor de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

El PP pone en evidencia el “fraude” del premio a la directora de la televisión pública regional por su “contribución” en favor de la igualdad
• La popular Mª Carmen Martín ha declarado que “nos parece una vergüenza y una afrenta intolerable a otras empresas que sí luchan por la igualdad real de hombres y mujeres que la señora Amores reciba un premio de una institución que nos debería representar a todos –La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha- y que está siendo utilizada para pagar favores a todos los que trabajan para el régimen de Page”

La popular Mª Carmen Martín fue la encargada de desmontar el fraude que supone la entrega del distintivo de “Empresa Excelente en Igualdad” recogido por Carmen Amores el pasado 8 de mayo de manos del vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, a una empresa que entre sus puestos directivos solo cuenta con el 30’50% de mujeres (11 de un total de 36).

“Nos parece una auténtica vergüenza y una afrenta intolerable a otras empresas que sí luchan por la igualdad real de hombres y mujeres que la señora Amores reciba un premio de una institución que nos debería representar a todos –La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha- y que está siendo utilizada para pagar favores a todos los que trabajan para el régimen de Page”, ha manifestado Martín.

El hecho es aún más grave porque, si se analiza el organigrama de CMM, se puede comprobar como en el primer nivel de responsabilidad –desde la propia dirección general del Ente hasta la dirección de Explotación, Producción y Planificación- de un total de 10 puestos solo 2 están cubiertos por mujeres: el de la propia directora receptora del premio y el de la directora de Contenidos y Programación. El resto, incluidos la dirección de la Radio y la de los Informativos, están todos ocupados por hombres.

La consejera representante del PP en el máximo órgano de Administración de CMM manifestó en la pasada reunión del Consejo en relación a este asunto que “esto ya es el colmo del sainete en el que se ha convertido la relación de Amores con Page; que le den a usted un premio por su trabajo en pro de la igualdad es de un cinismo sin límites”.

LA BRECHA SALARIAL

“Yo sé que a usted esto de la brecha salarial le trae de cabeza, como principal afectada por su condición de mujer con los más 100.000 euros anuales que cobra de todos los castellano manchegos”, le recordó Martín a Amores en referencia a sus polémicas declaraciones en relación a la supuesta brecha salarial que ella misma sufre respecto de sus predecesores.

Estas declaraciones ridículas las hizo Carmen Amores en su última comparecencia –el pasado mes de marzo- en la Comisión de Control parlamentaria del Ente regional cuando afirmó, sin ningún tipo de rubor, que ella “tiene una brecha salarial” con respecto a su antecesor en el cargo, Ignacio Villa, “puesto que él cobraba 120.000 euros” y ella “cobra 105.000”, dijo.

La presidenta del Grupo Popular, Ana Guarinos, tuvo que recordarle entonces que el propio Villa cobraba 30.000 euros menos que su antecesor, Jordi García Candau (nombrado por el PSOE), y le recordó también que el que había decidido que Amores cobrara su actual sueldo fue el actual presidente, el socialista Page.

Estas declaraciones de Amores fueron motivo de sorna e indignación por parte de los sindicatos y los trabajadores de CMM que le recordaron a la directora de CMM que era una falta de respeto para aquellas mujeres “que realizan trabajos en servicios subcontratados por CMM en labores de limpieza o de maquillaje y peluquería, que sólo cobran unos 400 euros al mes, o mujeres operadoras de cámara en delegaciones que cobran 700 euros al mes”, subcontratadas desde hace 16 años por el que fuera su jefe anteriormente, Jordi García Candau, y siendo Carmen Amores directora de Programas en aquella época.

También en esta ocasión, con la concesión del mencionado distintivo, los sindicatos no han dejado pasar la oportunidad de criticar su entrega alegando la falta de una auténtica política de conciliación, exigiéndoles una reducción de los turnos partidos (CC OO) o el incumplimiento reiterado de los protocolos de tratamiento informativo “al utilizar la imagen de una víctima para obtener audiencia (CGT)”.

INCUMPLIMIENTO DE LAS BASES REGULADORAS

El Distintivo de Excelencia en Igualdad, Conciliación y Responsabilidad Social Empresarial, creado por Ley (12/2010, de 18 de noviembre) y regulado mediante decreto de 6/2013, es un reconocimiento que otorga el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha a empresas de la región destacadas por su especial labor y contribución en favor de la igualdad y para su concesión se deberían tener en cuenta, según el artículo 9, apartado l de las bases reguladoras del galardón, criterios como la presencia de mujeres en sus órganos de dirección y administración, requisito que no se cumple en esencia en la concesión de este caso.