El día 1 de Abril de 1993 se celebraba el acto de inauguración del Parador de Cuenca. Después de varios años de reformas, volvía a abrir, esta vez como Parador, el Convento San Pablo, en un lugar único y privilegiado de la Ciudad de Cuenca, que tan solo unos pocos años más tarde sería Declarada Patrimonio de la Humanidad.

El Parador de Cuenca celebra su 25 aniversario convertido en un lugar de referenciaDesde el principio se convirtió en un lugar de referencia tanto para los clientes que visitan la ciudad como para los propios Conquenses; celebraciones familiares, momentos especiales, así como para frecuentar su restaurante o su cafetería; es raro que un Conquense reciba la visita de familiares o amigos de fuera y no hagan la visita obligada al Parador, desde donde tendrá una de las vistas más icónicas de la Ciudad, con el Puente San Pablo y las Casas Colgadas.

Numerosos hitos han ayudado a crear el prestigio que tiene el Parador actualmente. Quizás el más reconocido, los actuales Reyes, que pasaron su primera noche de luna de miel en Cuenca, en concreto en una de las habitaciones del Parador.

Pero innumerables artistas, políticos, intelectuales, famosos, han visitado Cuenca y su Parador en los últimos años convirtiendo el Parador en un lugar de referencia y visita indispensable de la ciudad.

Sobre todo es de agradecer la confianza y  el cariño con que los Conquenses acogieron desde el primer minuto la llegada del Parador, para ellos el Convento San Pablo o  Paules. Esta gran acogida propició que una buena parte de los empleados que llegaron de diferentes zonas de la geografía española echaran raíces para siempre en esta maravillosa Ciudad. Desde entonces, Cuenca forma parte de la Historia de Paradores y el Parador de Cuenca forma parte de la Historia de la ciudad. 25 años después, 15 trabajadores de la plantilla inicial que inauguró el Parador, siguen formando parte del Equipo del mismo.

El Parador no ha dejado de crecer, mejorar y adaptarse a los nuevos tiempos. Como ejemplo, desde hace ya varios años, cada verano, se organiza una parte del programa de Estival Cuenca, que ha visto conciertos en el marco incomparable del Parador, de artistas muy reconocidos como Rozalén, Luar na Lubre o Kiko Veneno. Así mismo, cada noche de verano se puede disfrutar de veladas con música en directo en La terraza restaurante del claustro del Parador. Por otro lado, su apuesta por la celebración de bodas ha supuesto que no solo de Cuenca, sino de casi todos los lugares de la geografía Española, y también del extranjero, Cuenca se haya convertido en un destino ideal para este tipo de celebración tan especial.

Igualmente el Parador ha tratado siempre de implicarse en todas las actuaciones con los colectivos más desfavorecidos de la Cuenca, aportando su granito de arena.

A nivel formativo, un nutrido número de personas, procedentes de la Escuela de Hostelería, forman parte del Equipo de paradores, después de realizar sus primeras prácticas en el Parador de Cuenca.

Por último, como un activo más del turismo de la Ciudad, siempre ha estado allí donde se le ha necesitado, apoyando y colaborando con la potenciación y promoción de Cuenca como uno de los destinos con más potencial en turismo de Interior dado su entorno de naturaleza y de Patrimonio de la Humanidad.

Durante todo el año se realizarán acciones encaminadas a recordar este 25 Aniversario.