La justicia da la razón a Javier del Río ante la denuncia de un empleado de Diputación
Tras la celebración del juicio, motivado únicamente por la acusación de este particular, puesto que la fiscalía venía pidiendo el archivo de la causa por entender que no había ningún motivo que justificase la denuncia, la sentencia, que ya es firme, ha desestimado todas las peticiones del denunciante.

En la legislatura pasada 2011-2015,  cuando Javier Del Río era diputado delegado de Deportes, un empleado del antiguo Organismo Autónomo de Deportes (OAD) de la Diputación de Guadalajara, con quién sólo había coincidido laboralmente apenas cinco meses, concretamente entre agosto de 2011 y febrero de 2012, fecha en que se disolvieron los OO.AA. de Diputación por acuerdo de Pleno, presentó una reclamación judicial, ya en 2013, contra el entonces diputado, pidiendo una indemnización económica por ello.

Tras la celebración de juicio, motivado únicamente por la acusación de este particular puesto que la fiscalía venía pidiendo el archivo de la causa por entender que no había ningún motivo que justificase la denuncia, la sentencia, que ya es firme, ha desestimado todas las peticiones del denunciante y ha dado la razón a Javier Del Río.

El anterior diputado de Deportes subraya que durante todo este tiempo “he tenido siempre la conciencia tranquila y he confiado plenamente en la Justicia”. Una vez resuelto el juicio, Del Río agradece su apoyo a todas las personas que le han dado ánimos durante el proceso, “de forma especial a mi familia y amigos, a los concejales del Ayuntamiento de Pareja, a infinidad de funcionarios de Diputación, y al grupo del Partido Popular de la institución provincial” y manda un mensaje “a los pocos que no lo hicieron, como el portavoz del PSOE en Diputación, Julio García”, quien en su momento pidió su dimisión, “curiosamente él, que conocía al denunciante, pues había sido vicepresidente de Diputación así como también la problemática de Deportes”. Para Javier Del Río, la actitud de García ha quedado en “clara evidencia”, y ha demostrado, “su torpeza, también en este asunto”.