La cultura conquense estuvo representada por los componentes del Coro de Cámara Alonso Lobo en una de las ciudades más importantes de Alemania. El sábado 2 de junio este conocido coro emprendió un viaje en avión hasta tierras alemanas para ofrecer un concierto exquisito en pleno corazón de la ciudad del Isar. En esta expedición con destino Alemania participaron más de treinta personas entre intérpretes y familiares que se trasladaron en avión para difundir la música religiosa por tierras bávaras.

El Coro Alonso Lobo viajó a Alemania para interpretar sus polifonías ante el público bávaro
El pasado 2 de junio el coro de cámara conquense citó en Munich a los amantes de la música renacentista para disfrutar de sus voces

El concierto tuvo lugar en la Parroquia de Munich de la Misión de Lengua Española en Alemania, que pertenece a la Archidiócesis de München Freising. Esta institución tiene por objetivo ser un punto de reunión para los católicos hispanohablantes residentes en diferentes zonas del país germano, teniendo presencia en ciudades como Berlín o Colonia entre otras.

Previamente a la representación y los ensayos de última hora, el grupo de conquenses aprovechó para lugares tan emblemáticos dentro de la historia de la música como Salzburgo, ciudad más poblada de Austria y lugar de nacimiento de Mozart.

EL CORO

El Coro de Cámara Alonso Lobo que debe su nombre al compositor ursaonense que estuvo vinculado a la ciudad tras recibir el encargo de componer una misa para la Catedral de Cuenca, divulga y difunde desde hace tres décadas la música. Fue fundado en 1985 y tiene como objetivo el estudio y difusión de la música polifónica, especializándose en Renacimiento Español. Ha realizado numerosas giras internacionales por países como Holanda, Finlandia, ltalia, Rusia, Estonia, lrlanda, Austria, China, Hungría, Lisboa, Bélgica, Alemania y Luxemburgo, República Checa, Polonia y Eslovaquia, en lugares tan prestigiosos como el Auditorio Nacional de Dublín o el Auditorio Nacional de Pekín donde obtuvo el primer premio en “The lV lnternational Festival of Choirs, Pekín”.

Ha realizado trabajos de investigación como la recuperación y estreno mundial de la “Pasión según San Mateo” de T.L. Victoria o la reconstrucción y puesta en escena del “Oficio de Tinieblas”, del mismo compositor. Estrenos absolutos como la “Laguna Negra” de lgnacio Nieva y letra de Francisco Nieva, o “Noche Serena” encargo para la conmemoración de Castilla-La Mancha a L.C. Ortiz con letra de Fray Luis de León. Cabe destacar el éxito conseguido de público y crítica en su actuación en la lglesia de San lgnacio de Loyola en Roma, organizado por la Associazione lnternazionale Amici Della Música Sacra.

Colabora con diferentes orquestas como la Orquesta de L’Ampurdá, la Orquesta de Elche o la Orquesta Filarmónica de Cuenca, con obras como el “Oratorio de Navidad y Magnificat” de J.S. Bach, “Messias” de G.F. Haendel, “Requiem y Misa Brevis” de W.A. Mozarl, “Magnificat” de Vivaldi, o la “Pasión Según San Juan” de Bach entre otras.

En 2014 participa en el ciclo de conciertos organizados en Cuenca en conmemoración del VIII centenario de la muerte de Alfonso VIII, con un programa compuesto por obras del “Códice Calixtino” y “Llivre Vermell”. Ese mismo año, ofrece un concierto con obras sacras y profanas de la época, acompañados por una compañía teatral y una orquesta renacentista, bajo el título “Aldefonsus Nobilis”.

En 2015 organiza el I Festival internacional de polifonía “Alonso Lobo”, cuya II edición se llevó a acabo en Octubre del 2016; a comienzo de este año realiza una gira por Castilla León ofreciendo conciertos en distintas localidades de la zona como León, Ponferrada o Tordesillas, entre otros.

Dentro de la actividades organizadas por la JCCM con motivo del IV Centenario de la muerte de Cervantes, el coro acometió un primer proyecto, “La música en la lengua de Cervantes”, que incluía obras renacentistas de gran relevancia compuestas por autores como Juan del Encina, Mateo Flecha “el viejo” y alguna obra anónima del siglo XVI. Estos conciertos fueron ofrecidos con acompañamiento de orquesta renacentista en la Santísima Trinidad de Alcázar de San Juan y en el Corral de Comedias de Almagro. Como segundo proyecto dentro de estas, el coro interpretó “Requiem para una emperatriz” con una joya de la música del renacimiento español, el “Officium defunctorum” o “Misa pro defunctis” a seis voces del compositor abulense T.L de Victoria; este segundo proyecto recorrió las catedrales y templos de las capitales de Castilla-La Mancha.

Además, cada año realiza representaciones como su ya más que asentado ‘Oficio de Tinieblas’ en el Monasterio de Uclés o sus ‘Exequias para un Rey’ que se representaron en la Iglesia de San Pedro de Cuenca.