Dos compañías de teatro de Guadalajara participarán este año en la XXII edición de la Feria de las Artes Escénicas y la Música de Castilla-La Mancha, que se celebrará en Albacete del 16 al 19 de abril y que constituye una “estupenda oportunidad” para que programadores de todo el país conozcan a las compañías de la región, según ha destacado esta mañana el delegado de la Junta en Guadalajara, Alberto Rojo.

Dos compañías de teatro de Guadalajara participan en la XXII edición de la Feria de las Artes Escénicas y Musicales de Castilla-La Mancha
 El delegado de la Junta en Guadalajara destaca la importante apuesta que el Gobierno regional hace por la cultura, “un sector estratégico para Castilla-La Mancha”, como demuestra el incremento presupuestario destinado a esta Feria, que se encuentra entre las primeras de las 17 de este tipo que se celebran a nivel nacional.

En concreto, las compañías guadalajareñas que participan en la feria son Tragaleguas Teatro, que estrenará el día 17 su obra “La Crianza” y Elfo Teatro, que el día 18, representará “Historia de Aladino”.

El delegado ha presentado la Feria junto al director gerente de la misma, Pablo Rubio, que ha destacado que este evento se encuentra a la cabeza de las 17 ferias similares que se celebran en todo el país, siendo una de las pioneras, por lo que cuenta ya con un prestigio consolidado que cada año se va renovando.

En este sentido, el delegado de la Junta ha hecho hincapié en que “el sector cultural es un sector estratégico para Castilla-La Mancha y el Gobierno regional hace una apuesta especial por este sector, que fue muy abandonado durante la anterior legislatura”. Dentro de esta apuesta se enmarca el incremento presupuestario del 20 por ciento del que este año se beneficia este evento cultural, que cuenta con un presupuesto de 120.000 euros.

Y es que, según ha declarado Alberto Rojo “en este Gobierno tenemos claro que la cultura es importante para la gente, para la sociedad, porque enriquece la vida de las personas”, tras lo que ha querido recordar que además, se trata de un sector de transcendencia económica ya que también es fuente generadora de empleo.

Por todo ello el Gobierno regional apuesta por esta Feria, ya que constituye una excelente oportunidad para que las compañías puedan darse a conocer a programadores de todo el país que acuden a la cita, facilitando a las compañías una proyección a nivel nacional. En definitiva se trata, en palabras de su director gerente de “una ventana, una plataforma desde la que nos proyectamos a todo el país”.

Con esa intención este año, desde la dirección de la Feria se quiere afianzar la faceta comercial de la misma, según ha explicado Pablo Rubio, quien ha recordado que “finalmente una feria ha de ser un evento para generar negocio” por ello se va a potenciar el contacto directo entre programadores, responsables culturales municipales y compañías para generar contratos y para programar giras. Para ello, durante dos días se pondrá a disposición de las partes interesadas stands de forma gratuita que permitan mantener esos contactos necesarios que generen futuras contrataciones.