La alcaldesa de El Pedernoso, Ana María Cantarero, ha pedido a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, y en concreto a su responsable en Cuenca, Ángel Tomas Godoy, que responda a los 200 padres y madres de su municipio que han pedido que el transporte escolar cumpla con todas las normas de seguridad.

Cantarero pide a la Junta que responda a los 200 padres de El Pedernoso que han pedido que el transporte escolar cumpla las normas de seguridad
· La alcaldesa explica que los autobuses se encuentran en una situación precaria, con muchos cinturones de seguridad sin funcionar, puertas que no cierran y van atadas por dentro con cuerdas, y con constantes averías que han provocado que en varias ocasiones los alumnos hayan perdido clase

En un escrito remitido por el Ayuntamiento de El Pedernoso, a fecha 13 de marzo, la alcaldesa ya puso en conocimiento de la Delegación Provincial el descontento reiterado de los padres de los alumnos de este municipio que cursan ESO y Bachillerato en el Instituto “Julián Zarco” de Mota del Cuervo por la situación tan precaria del transporte escolar, que es competencia de la Junta.

Según ha indicado Cantarero,  las condiciones en las que los alumnos viajan diariamente al Instituto suponen un nivel de peligrosidad muy elevado,  puesto que los autobuses no reúnen las condiciones de seguridad requeridas para el transporte de menores. “Muchos cinturones de seguridad no funcionan, las puertas no cierran y van atadas por dentro con cuerdas, tienen averías constantes e incluso, tanto es así, que los fines de semana los autobuses se encuentran aparcados con las puertas de acceso abiertas, pudiendo entrar quien quiera”, explicaba la primer edil.

En concreto, se ha referido a varios de los incidentes que ha tenido este transporte escolar como el sucedido el 8 de febrero, cuando el autobús que transportaba a los alumnos de la ESO se averió con la consecuente pérdida de clase, y al día siguiente los llevaron en un antiguo autobús con menos plazas y otros niños fueron de pie. O lo acontecido la semana siguiente, que ese mismo autobús se averió, con olor a quemado y “bajo la responsabilidad de conductor” siguió la marcha hasta El Pedernoso. O lo que pasó el 1 de marzo, cuando el autobús de Bachillerato también se estropeó y de nuevo los alumnos perdieron clases.

“Como alcaldesa de El Pedernoso, y después de haber escuchado las quejas de los padres, estoy muy preocupada por esta situación y, por ello, me vi en la obligación de trasladar a la Junta todas estas deficiencias y la peligrosidad a la que están expuestos diariamente estos niños; mi intención no es otra que el Gobierno regional adopte las medidas oportunas de forma inmediata y asegure un servicio seguro, que reúna todas las condiciones exigidas por la Orden que regula el transporte escolar y de menores”, explicaba Cantarero.

Asimismo, la alcaldesa también ha solicitado en su escrito que la Junta realice periódicamente las revisiones e inspecciones en los autobuses que efectúan el transporte escolar, como es su obligación, para asegurar un servicio de calidad y la tranquilidad de los padres y madres cuyos hijos se desplazan diariamente a Mota del Cuervo al Instituto.

Pero lamentablemente, una semana después de enviar este escrito a la Delegación, “ni los padres de estos alumnos ni la administración que yo  represento hemos recibido contestación alguna por parte de la Junta ni tampoco se han adoptado las medidas oportunas y urgentes para garantizar la seguridad de nuestros alumnos”.

Cantarero ha recordado que este problema no es nuevo ya que en el curso 2016-2017 también pusieron en conocimiento de la Delegación, como responsable de la competencia, el estado de estos autobuses desde el curso 2015-2016. A finales del año 2016, tras las quejas de los padres y de este Ayuntamiento -tanto verbales como escritas- se tomaron algunas medidas, pero con el paso del tiempo la situación se ha ido tornando cada vez peor.

Recogida de firmas de los familiares de alumnos afectados

Ante este problema tan grave, los familiares de los alumnos pedernoseños afectados por las deficiencias del transporte escolar también han remitido un escrito a la Junta de Comunidades, junto con la recogida de casi 200 firmas,  manifestado su descontento sobre las deficiencias del trasporte escolar al considerar que “no reúnen los requisitos necesarios para realizar una ruta escolar”. En esta misiva, los padres también piden a la Junta que tome las medidas necesarias para subsanar este problema y que reclame a la empresa encargada del transporte escolar una solución inmediata a este problema porque, literalmente, “tememos por la seguridad de nuestros hijos”.