El presidente de la Diputación de Cuenca, Benjamín Prieto,  asistió este domingo a la misa y posterior bendición de las nuevas andas de la Junta Mayor de Hermandades y Cofradías de Tarancón, en la que la institución provincial ha colaborado económicamente.

Acompañado por el Tarancón Andas diputado provincial de Cultura, Francisco Javier Doménech, el presidente de la Diputación no quiso faltar a esta cita tan especial para la Semana Santa taranconera, que se desarrolló en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Una jornada que arrancó con la santa misa, oficiada por el párroco de Tarancón, Miguel Alberto López, y con la participación del Coro Parroquial.

Tras la Eucaristía se procedió a la proyección de un audiovisual, que con el título ‘Cinco minutos de Semana Santa en Tarancón’ hizo un recorrido por los diversos pasos y procesiones que componen la Semana de Pasión taranconera.

De esta manera, el presidente de la Junta Mayor de Hermandades y Cofradías de Tarancón, Víctor Domínguez Gallego, tomó la palabra y se dirigió a los muchos presentes en el templo ofreciendo los detalles de las nuevas andas, a la vez que agradeció públicamente al presidente de la Diputación la ayuda concedida por la institución provincial, que ha hecho posible su adquisición.

Durante su intervención, Domínguez resaltó la recuperación de la Procesión de las Siete Palabras el Viernes Santo por la mañana, en la que desfilarán, precisamente, las nuevas andas, si bien apuntó que ahora falta el Cristo para este desfile procesional.

La bendición de las nuevas andas, por parte del párroco, pusieron el punto y final a este domingo eminentemente marcado por la proximidad de la Semana Santa y que sirvió para que los taranconeros se fueran preparando para estos días de recogimiento en torno a la Pasión de Cristo.

Nuevas andas

La Junta Mayor de Hermandades y Cofradías de Tarancón ha adquirido estas andas para la Procesión de las Siete Palabras del Viernes Santo por la mañana. Andas en las que este año procesionará la imagen del antiguo Cristo de la Agonía de la Hermandad de Jesús de Medinaceli, que habitualmente está expuesto al culto durante todo el año en la iglesia de San Víctor y Santa Corona.

Esta procesión extraordinaria del Viernes Santo por la mañana se realizó por primera vez en 2004 con motivo del 50 Aniversario de la Junta Mayor de Hermandades y Cofradías y en la que desfiló la imagen del Cristo de Burgos en las andas de la Virgen del Dulce Nombre, portadas por banceros de las ocho Hermandades de la Semana Santa taranconera.

Entre 2012 se optó por recuperar esta procesión, aunque, eso sí, desfiló la imagen del Cristo del Calvario del retablo mayor de la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, aprovechando que se estaba acometiendo la restauración de dicho retablo. Esta talla del siglo XVI desfiló en Vía Crucis, algo que volvió a ocurrir en 2014, mientras que en 2013 no fue posible al suspenderse por condiciones climatológicas adversas.

En 2015, por su parte, una vez la Junta Mayor optó por mantener esta procesión, fue la imagen del Cristo de Burgos la que recorrió las calles de Tarancón el Viernes Santo por la mañana. Y en este año se ha convertido en una de las grandes novedades, puesto que dejará de ser Vía Crucis para convertirse en la Procesión de las Siete Palabras.  A lo largo de su recorrido, que por primera vez comienza y termina en la nueva iglesia, se meditarán las últimas siete palabras que pronunció Cristo antes de morir en la Cruz, como ya se hiciera en la procesión de 2004.