El Instituto de Enfermedades Neurológicas (IEN) ha recibido la visita de más de 20 alumnos de ciclo formativo de grado medio (CFGM) de Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería del Centro de Promoción Rural EFA ‘El Llano’, de Humanes de Mohernando.

Alumnos del Instituto de Formación Profesional El Llano conocieron las distintas unidades y el trabajo que se realiza en el Instituto de Enfermedades Neurológicas
 Visitaron la Unidad de Daño Cerebral, la Unidad de Media y Larga Estancia de Salud Mental y conocieron la evolución del centro y el trabajo que realizan los distintos profesionales. Además, participaron en un taller con pacientes de la UME con el que se pretendía eliminar estigmas respecto a la enfermedad mental.

Junto a responsables del centro, estos alumnos y sus tutores pudieron conocer las instalaciones del IEN y también la historia y evolución del centro, así como las unidades con las que cuenta y el trabajo que desempeñan los distintos profesionales que en ellas trabajan, con especial hincapié en la labor de los auxiliares.

Por otra parte, los alumnos participaron en  una experiencia grupal con pacientes y trabajadores de la Unidad de Media Estancia de Salud Mental (UME) que permitiera trabajar el estigma respecto a las personas con enfermedad mental. La actividad, iniciada en 2012, ha supuesto una oportunidad de trabajo en la prevención y promoción de la salud mental comunitaria.

La experiencia, señala la psicóloga clínica que coordinó la actividad, Patricia de los Ríos, consistió en organizar un grupo de pacientes y trabajadores, todos vestidos de calle, e incluir a los alumnos para que pudieran dialogar con ellos. La conclusión fue que “cuando no hay uniformes no había diferencias”, una experiencia que contribuyó a que los estudiantes pudieran cuestionarse la fragilidad de los prejuicios y proporcionar una actividad significativa y que viniera a reforzar a todos los implicados.

Los profesionales del centro educativo El Llano valoraron la utilidad de la visita y el empeño de los profesionales en la formación de los jóvenes. Como subrayaba Mar Hernández, profesora del centro, “la experiencia fue muy positiva ya que comentaban que les ha ayudado a saber empatizar con un enfermo con trastorno mental grave”. Según explicaba, “una adecuada formación en el personal sanitario favorece un trato digno y no rechazo o miedo” entre los alumnos, que en septiembre comenzarán sus prácticas en el Área Integrada de Guadalajara.