Vuelve el mejor balonmano posible en Castilla con un Quabit no piensa rendirse ante su mala rachaAires de decepción sobrevuelan sobre el Quabit Guadalajara, que lleva seis partidos sin conocer la victoria. Parece que aquello de “la mejor temporada de la historia” fuera cosa del pasado. El deporte tiende al corto plazo y a veces se pierde la perspectiva: el equipo al que el miércoles no le salió nada viene de unan primera vuelta de la Liga ASOBAL inédita en la ciudad de Guadalajara, que ha conseguido ilusionar a cientos de aficionados. Los más pequeños han soñado con ser Hombrados, como ya lo hicieran sus padres hace unos años. Chema Márquez continúa como máximo goleador de la categoría a pesar de que el miércoles no tuviera su día. César Montes reconoció tras el partido sentirse decepcionado y dolido por la derrota ante Cangas, en un partido en el que Quabit fue incapaz de luchar. El acto acto de contrición es verdadero: Quabit Guadalajara quiere seguir peleando, llegar lo más lejos posible en la clasificación y luchar en el derbi castellano-manchego. Y es que mañana, los alcarreños viajan a Cuenca, a uno de los choques más calientes de la temporada. Los conquenses atesoran 29 puntos y se encuentran un puesto por delante del Quabit,  mirando hacia arriba y con ganas de llevarse un partido que siempre resulta especial.

Sin duda, el enfrentamiento que tendrá lugar en El Sargal este sábado a las 17:00h se caracterizará por la intensidad, ya que los morados están entrenando al 100% y prometen luchar con coraje durante los sesenta minutos. Así sea.

De cara al partido será  baja segura Lucas Candido y duda José Javier Hombrados y Javi García. También continúa con molestias en el isquio Víctor Montoya.