Unión de Uniones denuncia la caída del precio en origen del aceite de oliva mientras sube al consumidor
La caída interanual del precio es del 33% para el aceite de oliva virgen extra y del 39% para el precio del virgen

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, junto con sus organizaciones territoriales, alerta de un desajuste en el mercado del aceite de oliva en España que perjudica a productores y consumidores.

De acuerdo con los datos de las diferentes lonjas, el precio en origen del aceite de oliva virgen extra se situaba en el entorno de los 2,7 euros por kilo la semana del 14 de mayo de 2018, y el precio en origen del aceite virgen cotizaba en 2,4 euros por kilo.

En el mismo período de 2017, la cotización para el aceite de oliva virgen extra era de 4,05 euros por kilo, y por el aceite de oliva virgen de 3,95 euros por kilo. Esto supone una caída interanual del 33% para el aceite de oliva virgen extra y del 39% para el aceite de oliva virgen que, para la organización, no tiene una explicación de mercado.

Por otra parte, los datos de precios de venta al público de los productos de alimentación de la Secretaría de Comercio Interior del Ministerio de Economía indican un incremento del precio de venta al público más frecuente en la semana del 14 de mayo de 2018 respecto del mismo periodo de 2017. La semana del 15 al 21 de mayo de 2017, el precio del aceite de oliva virgen extra más frecuente en el punto de venta era de 5,09 euros por litro mientras que la semana del 14 al 20 de mayo del 2018 el precio más frecuente de venta al público del aceite de oliva virgen extra se incrementa hasta los 5,17 euros por litro, lo que supone una subida del precio al consumidor del 1,6% .

En este sentido, Unión de Uniones considera una anomalía en el mercado del aceite de oliva que mientras no para de caer el precio en origen se incremente el precio al consumo.

La organización considera que las prácticas de la gran distribución, que según el portal de estadísticas Statista tenía un 87,1% de la cuota de mercado en el año 2016 (hipermercados, supermercados y tiendas discount), provocan esta anomalía, ya que no trasladan al consumidor la caída del precio en origen en el sector del aceite de oliva.

Esta presión de la gran distribución hace que mientras en Italia el precio en origen a finales de abril para el aceite de oliva virgen extra se situaba en 4,06 euros por kilo, y en Túnez en 3,43 euros por kilo, en España se situaba en 2,99 euros por kilo, un precio un 12% inferior al de Túnez.