El alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, se ha unido al homenaje a los maestros jubilados en la presentación de la estatua que les recuerda y reconoce su labor docente. El Ayuntamiento, la Diputación, Fundación Globalcaja y la Asociación de Maestros jubilados conquenses han sido las cuatro instituciones que han colaborado para poder emplazar en Cuenca lo que para Mariscal es “un homenaje al maestro rural, al maestro de provincia que ha sido el educador y testigo de muchas generaciones”.