El director general de Desarrollo Rural, Nicasio Peláez, ha mantenido un encuentro con una delegación del Comité Presidencial de Desarrollo Nacional Equilibrado del Gobierno de Corea del Sur, interesado en los proyectos y objetivos del Gobierno de Castilla-La Mancha incluidos en el Programa de Desarrollo Rural (PDR) 2014-2020 y, en concreto, los que se financian a través de la iniciativa de Desarrollo Local Participativo, conocida como LEADER, a la que se van a destinar 134 millones de euros (de los 1.500 millones del gasto público total) en los próximos años en la región.

La expedición coreana, liderada por Ha Kyeong Hui, directora general de Desarrollo Rural de Zonas Vulnerables del país asiático, ha conocido de primera mano no solo la estructura y competencias de la Consejería de Agricultura sino los asuntos sobre los que gira el debate en la Unión Europea como es la Política Agraria Común (PAC); el desarrollo rural y los mercados internacionales y, en concreto, las medidas que se plantea el Gobierno de Castilla-La Mancha en cuanto a política forestal y prevención de incendios, planes de protección de la naturaleza y medio ambiente y medidas de carácter más social para responder al problema de la despoblación de nuestro territorio.

El responsable regional del Desarrollo Rural ha señalado que los principales objetivos que se plantea el Gobierno de Emiliano García-Page para fijar población en el medio rural, en el marco de la estrategia LEADER, son la incorporación de jóvenes y mujeres, la creación de empleo y riqueza mediante el desarrollo de empresas forestales y agrarias, y garantizar y prestar servicios de calidad.

Asimismo, ha reiterado la apuesta de Castilla-La Mancha por un desarrollo territorial equilibrado y por la diversificación económica de la región, objetivos para los que la herramienta LEADER, por su carácter multisectorial, permite dar respuesta a iniciativas de apoyo a pymes y microempresas, algunas asociadas al desarrollo de las industrias agroalimentarias; al mantenimiento y conservación del patrimonio histórico y natural, el fomento del turismo y otras medidas orientadas a garantizar esos servicios en los pueblos de Castilla-La Mancha.

Todo ello, ha explicado Peláez, en un contexto “difícil y complejo” ya que las zonas rurales en la Unión Europea representan el 92 por ciento del territorio, alberga al 56 por ciento de la población total, produce el 56 por ciento del valor añadido y el 53 por ciento del empleo. En total, ha detallado, son 12 millones de agricultores que contribuyen a garantizar el abastecimiento de la población (unos 500 millones de habitantes) del territorio comunitario.

Finalmente, Nicasio Peláez, ha resaltado que Castilla-La Mancha ha sido una de las regiones con mayor grado de ejecución del anterior PDR ya que se justificaron el 96 por ciento del cuadro de actuaciones y ha precisado, además, que en el caso del LEADER con 154 millones de gasto público se justificaron 137 millones; si bien, “podría haber sido mucho mejor” si no se hubiesen dilatado algunos proyectos en 2013.

Por su parte, la responsable de la delegación coreana Ha Kyeong Hui, ha agradecido el recibimiento de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural y explicaba que el objetivo de la visita a Castilla-La Mancha ha sido conocer in situ las políticas agrarias “de éxito” que se están desarrollando en la Comunidad Autónoma y su encaje en los programas de la UE y, en concreto, el desarrollo de la estrategia LEADER que ha causado tanta expectación en su país y cuya estrategia podría adaptarse en su territorio.

Modificaciones al PDR

A su vez, Nicasio Peláez ha agradecido el interés de este país asiático –que es una potencia económica mundial- en la política de desarrollo rural de Castilla-La Mancha liderada por Emiliano García-Page que va a rematar el documento del PDR en las próximas semanas en Bruselas, a través del consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo.

Unas modificaciones muy esperadas que permitirán que jóvenes y mujeres puedan incorporarse a la agricultura y la ganadería en nuestros pueblos, permanentemente, en esta legislatura y que la región sea una referencia en el impulso a la integración comercial de la industria agroalimentaria y las cooperativas. Además, de incluir la exigencia de que, al menos, un 20 por ciento de lo producido como ecológico, sea comercializado  como producto ecológico, en una clara apuesta por la agricultura ecológica.