Trillo ha disfrutado a lo grande de sus fiestas patronales en honor a la Virgen del Campo, que comenzaron el pasado día 6 y culminaron ayer, domingo 10 de septiembre, con una plaza Mayor abarrotada para gozar de las acrobacias y destrezas del circo africano Fekat Circus. Una alta participación y asistencia que se ha repetido en la mayoría de las actividades propuestas en el programa de festejos como el Día de Galicia, la Fiesta de los 80, el Concurso de Disfraces y el Descenso de Barcas y Estaribeles o el concierto de Maldita Nerea y el festival TrilloSound, ya en la noche del sábado. “Estoy emocionada y conmovida por la alta participación que han tenido algunas de las actividades; pero sobre todo muy contenta y orgullosa de las peñas, porque un año más han vuelto a demostrar que son el alma de la fiesta, que son todo creatividad, originalidad y buen humor, y que sin ellas las fiestas de Trillo no serían lo que son”, asegura la concejala del área, Marta Pérez.

Trillo culmina unas fiestas patronales muy completas, en las que destacan la alta participación y creatividad de sus peñasY es que si algo cabe destacar en esta edición de las fiestas trillanas es la ilusión y la motivación con las que las peñas de Trillo han disfrutado de cada una de las actividades, preparando trajes y pancartas para el desfile, atuendos ochenteros para la fiesta temática, disfraces creativos y originales, estaribeles para descender el Tajo o sus mejores galas para acompañar a la Virgen del Campo en su día grande, el 8 de septiembre. En el caso de los concursos, fue El Kldero el que se llevó el primer premio en los disfraces con su Cosechadora del futuro, a la que siguió la enorme Tarta Nupcial de La Tribu (segundo premio), la divertida parodia de La Voz, de El Desmadre (tercer premio), y Las Motos Vespa de la peña El Vacío (cuarto premio). También el Concurso de Barcas y Estaribeles gozó de un gran nivel en esta ocasión. El Vacío y su Moulin Rouge se alzaron con el primer premio gracias a un gran despliegue de efectos especiales que dieron color y luz a la ribera del Tajo, el segundo premio fue para la preciosa casita de la película UP, del Rule Rule, y el tercer premio para El Alcaparrón y su I Torneo de Pádel del Tajo, una pista deportiva totalmente flotante. Completaron el podio Los Flamencos y las flamencas de los Tremen2-Tajonada, el Put-iglú, de La 5ª el Chopo y la Bat-Barca.

Amplia variedad musical

A nivel musical, destaca el concierto de Maldita Nerea, al que asistieron cientos de personas, llenando la explanada de la calle Jardines. El grupo musical liderado por Jorge Ruiz abrió el concierto con algunos de los temas de su último trabajo, Bailarina, pero no se olvidó de otros del gusto de sus fans, como El secreto de las tortugas, Cosas que suenan a… o En el mundo genial de las cosas que dices. El conjunto murciano, que llegaba a Trillo tras participar en el festival de la música en español Vive Dial, en el Wizink Center de Madrid, admitió sentirse muy a gusto y bien recibido en el municipio trillano, agradeciendo a sus peñas haberles elegido para poner música al concierto principal de sus fiestas.

Al término de la actuación, la plaza Mayor se convirtió en una gran discoteca para acoger el primer festival TrilloSound, una novedad de estas fiestas y una apuesta por dar gusto a otro tipo de música. La pachanga, el reggaetón, el dance, la electrónica, el techno y otros estilos musicales sonaron hasta bien entrada la madrugada del domingo, último día de las fiestas.

Previamente, en la noche del jueves, fueron los más nostálgicos los que disfrutaron con la fiesta de los 80 y temas como La chica de ayer, Sabor de amor, Bienvenidos, Devuélveme a mi chica, A quién le importa, Cadillac Solitario, Amante bandido y otras canciones de grupos como Alaska, Mecano, Los Secretos, Michael Jackson, Madonna y muchos otros que hicieron de la década de los 80 todo un himno musical. Chaquetas de cuero, marcados maquillajes, coletas al lado y grandes gafas de sol contribuyeron a viajar en el tiempo varias décadas atrás.

Ausencia de incidentes

Por último, los actos taurinos, también del gusto de una gran parte del público trillano y de la comarca, concluyeron sin lamentar incidentes. El Concurso de Recortes de Trillo, que este año tomó un cariz internacional con la participación de recortadores de Francia y Portugal, terminó con la victoria del portugués, Alexander Carolino, que encandiló a los aficionados con sus quiebros puros. El trillano Sergio Recuero, muy aupado por su gente, consiguió llegar a la final, quedando en cuarto lugar con sus sensacionales saltos. El segundo premio fue para el también de Guadalajara Rafa Espada y el tercer premio del certamen recayó en Sergio Sarrión, campeón de Valencia. “Creo que ha sido la mejor edición”, comentaba Recuero, que es además miembro de la Comisión de Festejos y de la Peña Taurina Vacas por el Tajo, quien destacaba la presencia de Rumboso, un precioso toro de José Luis Pereda de casi cinco años, válido para cualquier plaza de Primera, que protagonizó la final del concurso.

La novillada del día 9 de septiembre terminó con Leo Valadez saliendo de la plaza de toros La Isla a hombros y erigiéndose como el gran vencedor. Mario Palacios logró cortar una oreja y Daniel Menés, por su parte, dio una vuelta al ruedo en una tarde en la que pudo disfrutarse de “una novillada muy bien presentada, igualada y con novillos muy bonitos”, en palabras de Recuero.

Completaron el cartel de actos taurinos los encierros matutinos del 7 y 9 de septiembre y el tradicional encierro por el campo, en la tarde del día 8, en el que los dos animales, tras pasearse y dejarse ver por las inmediaciones de San Martin y la gasolinera, fueron conducidos al recorrido interior del pueblo y llegaron hasta la plaza, para disfrute de los vecinos y vecinas que no pueden salir al campo y lograron verlos desde sus balcones o desde la barrera.

“Creo que han sido unas fiestas muy completas”, resume Marta Pérez, quien se muestra muy satisfecha a su término. “Cuesta mucho trabajo, muchas horas, muchas preocupaciones preparar unas fiestas; pero con una respuesta y un buen desarrollo como los de este año, merece la pena todo ese esfuerzo”, reconoce la edil, quien ya piensa en la próxima edición, no sin agradecer antes, como siempre, su trabajo altruista y desinteresado a la Comisión de Festejos, a los miembros de la Peña Taurina Vacas por el Tajo, a las peñas “por pasarlo tan bien y participar en todo” y a los trabajadores municipales, que también hacen posible el buen desarrollo de todos los actos.