Tortosa achaca la tardanza de Page en visitar las obras del nuevo Hospital a que “no habían avanzado lo suficiente para que quedara bien la foto”
· El diputado por Cuenca insiste en que si el Gobierno de Page sigue a este ritmo presupuestario de 10 millones de euros por año, “el Hospital de Cuenca no estará finalizado ni en tres legislaturas, pese a que prometieron a los conquenses que iría a velocidad de crucero y que estaría listo en cinco años”

El diputado regional del Partido Popular por la provincia de Cuenca, José Manuel Tortosa, ha lamentado que el Gobierno de Page haya sido incapaz, en tres años que lleva de legislatura, de realizar un plan de inversiones plurianual que permita contemplar una fecha real de finalización de las obras de un hospital que, según dicen, tiene un proyecto de 123 millones de euros, más toda la inversión posterior que será necesaria para equipar y conectar esta nueva infraestructura sanitaria.

La prueba de que las obras no avancen al ritmo deseado está en la propia visita de Page, que ha tardado tres años en visitarlas “y si ha tardado tanto es porque antes no había nada que visitar y las obras no habían avanzado lo suficiente para que quedara bien la foto, con sus chalecos y sus cascos”, argumentaba el diputado.

Tortosa ha preguntado a los responsables regionales que si en el año 2016 presupuestaron 9 millones de euros, “los que por cierto, no sabemos dónde fueron a parar porque, desde luego, a las obras del Hospital no llegaron”; en 2017, 11 millones; y para 2018 sólo 12 millones, “¿para cuándo estará terminado? ¿Cuántos años tardará el Gobierno de Page en construirlo y equiparlo para que esté en funcionamiento? Porque primero nos prometieron velocidad de crucero y un plazo de 5 años; ayer que estaría listo en 2021; pero la realidad es que si siguen a este ritmo presupuestario de 10 millones de euros por año, no estará finalizado ni en tres legislaturas”.

Como ya se ha informado anteriormente, la construcción del Hospital conlleva la creación de un centro dotacional del Terminillo, que la Junta de Comunidades, sin contar entonces con el Ayuntamiento gobernado por  el Partido Popular, incluyó en el Plan de Singular Interés (PSI) para el hospital y que contemplaba una serie de infraestructuras (aceras, viales…) que están abandonadas; además con los presupuestos regionales se deben pagar todas las conexiones urbanísticas con la ciudad, (electricidad, agua, viales, etc.), y también el traslado de la depuradora de aguas residuales que quedaría en la acera de enfrente del centro sanitario, actuaciones, que suponen varios millones de euros, olvidadas por los gobernantes socialistas de la comunidad autónoma.

“Una vez más, Page ha dejado patente ante los conquenses su falta de compromiso y apoyo a Cuenca, y sólo cabe desear que la deuda que deje el Gobierno socialista no se acerque a los 1.200 millones de euros en Sanidad y a  las 159.000 facturas sin pagar en el Sescam que sí dejó su compañero de partido, José María Barreda, en el año 2011”, concluía.