Es el primero de los cuatro eventos anuales de la iniciativa ‘Sigüenzagastronómica’ que se presentó en FITUR con la que la ciudad del Doncel reivindica su tradición culinaria, también a través de la innovación.

La ciudad de Sigüenza se une para la promoción de sus encantos. En la pasada edición de FITUR, la feria internacional del turismo más importante del mundo, el sector doncelino de la hostelería, de forma conjunta con el Ayuntamiento, presentaba la iniciativa ‘Sigüenzagastronómica’.

En el quincuagésimo aniversario de la declaración de Conjunto Histórico Artístico y de la elección de la denominación geoturística como ‘Ciudad del Doncel’, Sigüenza ha elegido como principal reclamo turístico de 2016 -aunque hay otros precisamente relacionados con la estatua funeraria de los que pronto habrá noticias- “la conjugación de arte y gastronomía, la combinación de sentarse como y de sentirse como en casa en un lugar privilegiado”, valora José Manuel Latre, alcalde de la ciudad.

Como informó el Ayuntamiento de Sigüenza en FITUR, ‘Sigüenzagastronómica’ constará de cuatro eventos a lo largo del año. El primero de ellos son las ‘Jornadas de la Cocina Seguntina’ en las que participan la práctica totalidad de los restaurantes y bares de Sigüenza, que han sido presentadas esta mañana en rueda de prensa.

Las Jornadas tienen el sobrenombre ‘de la tradición a la innovación, siente la ciudad del Doncel’, “una frase que resume bien su propósito”, valora en la presentación Oscar Hernando, concejal de Turismo, y se van a celebrar, siempre en sábado y domingo, los días 20 y 21; 27 y 28 de febrero, y 5 y 6; 12 y 13 de marzo. Así, los restaurantes adheridos a estas jornadas han elaborado ‘ex profeso’ menús basados en la tradición culinaria seguntina o que, partiendo siempre de esa tradición, la reinterpretan desde la innovación.

La base de todas las delicias gastronómicas que se podrán degustar en las ‘I Jornadas de la cocina seguntina’ son ingredientes producidos en Sigüenza o en la Sierra Norte como las carnes del cabrito y lechal, carne de caza (perdiz, codorniz, corzo, jabalí), productos de la matanza, cereales como la espelta, legumbres o las truchas. Las Jornadas tienen vocación transversal, están hechas para todos los bolsillos, públicos y paladares. Hay menús desde 15 hasta 60 euros, pero también el visitante podrá comer de tapas, especialidad culinaria que han elegido algunos locales seguntinos.

“Además de a la restauración y a la hostelería, queremos implicar también a los productores, reivindicar, llegando tan lejos como podamos, lo nuestro. Somos conscientes de que los datos turísticos son buenos, pero los queremos mejores. Por eso, como queremos resultados distintos, estamos haciendo cosas distintas, que pasan por la unión de la ciudad, de la comarca, en el mismo propósito. Juntos, somos más fuertes”, prosigue Hernando.

Los establecimientos que participan son la Cafetería Atrio, Bar La Ermita, Bar Cafetería Las Travesañas, El Gurugú de la Plazuela, Café París, Restaurante Taberna Seguntina, Bar Alameda Tapas, Bar Lantigua, El Doncel Restaurante, Restaurante Nöla, Restaurante Kentia, Restaurante Ciro y Lola de Carabias, Restaurante La Granja Alcuneza, Parador de Turismo de Sigüenza, Asador Baja de Peregrina, Restaurante Sierra Ministra, Restaurante El Motor, Restaurante Calle Mayor, Mesón Los Soportales, Restaurante Milano, Restaurante El Mesón, Restaurante Castilla, Restaurante Medieval Segontia, Relais & Châteaux Molino de Alcuneza y Restaurante Don Rodrigo.

Entre los platos que los comensales pueden encontrar en el menú hay exquisiteces como sopa campesina, pasta de espelta con boletus, lomo de ciervo con manzana caramelizada, los clásicos judiones estofados con producto de matanza o una cuajada con leche de oveja con miel y nueces serranas. “La variedad es tan amplia que sólo con mirar el folleto dan ganas de comerse Sigüenza. Felicito a los restauradores que participan por el cariño y la profesionalidad que han puesto en la fiel representación de la tradición culinaria doncelina, tan monumental como nuestra historia”, afirma Latre.

Ventajas añadidas por degustar los menús o las tapas

El menú y los pinchos han quedado editados junto a la dirección, web y teléfono de cada establecimiento en un folleto, que está siendo distribuido de manera física y digital y también tiene su fiel reflejo en la web www.siguenzagastronomica.com en la que todos los eventos de la iniciativa, y sus detalles, podrán ser consultados en cualquier momento.

Cada restaurador ha identificado su participación en estas ‘I Jornadas de la Cocina Seguntina’ con un distintivo tanto en sus medios digitales como en el propio establecimiento. La cuidada puesta en escena gráfica identifica claramente el menú propuesto y el precio por persona.

La organización ha provisto a los establecimientos de unas tarjetas para que los comensales, una vez hayan degustado el menú, puedan participar en actividades como la visita vespertina guiada gratuita a la ciudad o en el sorteo de una cesta de productos locales depositando en los establecimientos las tarjetas con nombre y un teléfono o con la posibilidad de acudir a los conciertos de la programación cultural de la ciudad.

Una rica tradición

El florecimiento último de la restauración seguntina tiene sus raíces en las recetas tradicionales, transmitidas de generación en generación por las guisanderas seguntinas.

Las claves están en los excelentes productos que emplea y que son los propios de la comarca, tierra de sabrosos corderos y tiernos cabritos, tierra de caza de pelo y pluma, de truchas (hoy de piscifactorías), de setas y níscalos, de hortalizas y sabrosos productos de olla. Cocina en la que ya no están presentes sus famosos cangrejos, pero en la que podemos disfrutar de sus escabechados o de sus ‘torreznillos’ y, por supuesto, de deliciosos postres en los que la miel tiene su protagonismo con dulce frecuencia.

Cocina tradicional que las nuevas generaciones de restauradores seguntinos han sabido respetar, pero también innovar, gracias a un conocimiento profundo de las últimas tendencias culinarias. Innovación que ha sido muy valorada, y en muchas ocasiones premiada. Innovación que no solo han plasmado en sus platos, sino también en sus tapas. Tapas que en los últimos años han sido el reclamo gastronómico más sugestivo de la ciudad, sobre todo gracias a la celebración de los anuales concursos de pinchos y tapas medievales.

Los otros tres eventos de ‘Sigüenzagastronómica’ son, precisamente el concurso de pinchos y tapas medievales (mayo); las Jornadas del fino seguntino (junio) y las Jornadas gastronómicas micológicas (noviembre).

Patrocinadores del evento son Harinas Despelta, Embutidos El Doncel, Pastelería Venus y Bodegas Río Negro. Colaboran con él la Asociación AES Sigüenza, CEOE CEPYME, Fundación Martínez-Gómez Gordo y el Colmenar de Valderromero.