Sigüenza, desde el Centro de la Mujer de la ciudad, celebró ayer el Día Internacional de la Mujer. Como señaló ayer en el evento el alcalde, José Manuel Latre, “cada 8 de marzo celebramos los logros conseguidos y recordamos la necesidad de seguir trabajando por una sociedad sin discriminaciones”, dijo.

Este año, el lema común de la celebración en Castilla-La Mancha ha sido el de “Las palabras que nos unen”, una frase “que nos recuerda que son más las cosas que nos unen que las que nos separan y que de la unión nace la fuerza”, afirmó Latre. En el acto de ayer en Sigüenza se mencionaron palabras y pensamientos, ideas y conceptos que reflejan la realidad que “entre todos, hombres y mujeres, se debe ir construyendo: “respeto”, “igualdad”, “libertad” y “buen trato”, todos “ingredientes básicos para una sociedad mejor”, resaltó la concejala de Mujer, Charo Toro.

Además, el acto fue aprovechado para inaugurar la exposición fotográfica que sobre ‘Mujeres y Deporte en Castilla-La Mancha’ se va a poder admirar hasta el 17 de marzo en el Centro Cultural El Torreón de Sigüenza. El deporte también es un claro reflejo de valores como el esfuerzo, la superación, la valentía y el compañerismo. La exposición, cedida por el Instituto de la Mujer de Castilla–La Mancha, recoge una pequeña muestra de grandes mujeres nacidas, residentes y/o federadas en Castilla La Mancha que han logrado destacar en diferentes disciplinas deportivas. Ajedrez, atletismo, baloncesto, deportes acuáticos, balonmano, fútbol, esquí, golf o artes marciales son algunas de las categorías deportivas recogidas.

Entre ellas hay cuatro mujeres nacidas en Guadalajara; Irene Martín Castaño, Pilar Prieto Calvo, quien además suele participar en el concurso de pintura rápida de Sigüenza, Beatriz Gómez Hermosilla, especialista en Tiro con Arco y Rosa Rodríguez, taekwondista que vive en Torrejón del Rey. “Ojalá estás mujeres se conviertan en referente e inspiración para otras personas, no sólo como deportistas sino como mujeres que sienten en su interior el poder de ser capaces, valiosas y en constante aprendizaje y superación. Esperamos que disfrutéis de la exposición y que os invite a reflexionar sobre la importancia de lograr un equilibrio social no sexista”, terminó Latre.

En la exposición también se leyó el manifiesto que el Instituto de la Mujer ha preparado sobre el lema de este año de la celebración, “Las palabras que nos unen”:

“Son muchas las palabras que unen a las mujeres: igualdad, paz, fortaleza, alegría, feminismo, sororidad… y todas aquellas que nos imbrican en la red de la lucha por una sociedad digna para la mujeres y las niñas. También son palabras que nos hermanan con los hombres igualitarios que no aceptan las discriminaciones originadas por el patriarcado imperante y que se rebelan frente al machismo que impide la disolución de las desigualdades de género.

La lengua castellana es rica en recursos y figuras que permiten superar el uso del lenguaje sexista: términos genéricos, sustantivos colectivos, perífrasis, metonimias, desdoblamiento solo cuando sea imprescindible, etc. No hay excusa para no nombrar a las mujeres a pesar de los argumentos basados en el peso del patriarcado y el inmovilismo. Las lenguas tienen el don de evolucionar, de adaptarse a la realidad de las personas hablantes, de lo contrario serían, inexorablemente, lenguas muertas.

Por todo ello, el lenguaje es una magnífica herramienta para conjurar siglos de desigualdad, empleándolo para visibilizar a las mujeres y describiendo el lugar que aspiran ocupar en la sociedad, libre de subordinación y sometimiento”.

Para terminar la celebración las mujeres de la ciudad jugaron su habitual campeonato de bolos castellanos en el parque de La Alameda, mantuvieron una comida de fraternidad y disfrutaron con el espectáculo “Canciones inéditas”.DeclaracionInstitucional