El portavoz adjunto del Grupo Popular en las Cortes regionales, Lorenzo Robisco, denuncia la “incapacidad de Page” para cumplir el déficit y asegura que “se le han desbocado las cuentas” y por tanto, “los castellano-manchegos volveremos a sufrir nuevos recortes”.

Robisco “Page no cumple el déficit, se le desbocan las cuentas y volveremos a sufrir nuevos recortes”
“Serán recortes sobre los recortes que ha ya realizado” afirma Robisco “y este verano se van a plasmar de forma más dramática en Sanidad y Servicios Sociales”

“Serán recortes sobre los recortes que ya ha realizado” afirma Robisco “y este verano se van a plasmar de forma más dramática en Sanidad y Servicios Sociales” porque, recuerda, “son miles los castellano-manchegos que están esperando soluciones a la dependencia y los que sufren las interminables listas de espera para ser operados o para realizarse una prueba diagnóstica”.

“Page es un mal gestor al que ya se la ha desbocado el déficit en los primeros meses de 2017” afirma Robisco al tiempo que subraya que “vuelve a repetir los errores de tiempos pasados con anteriores gobiernos socialistas en la región”. Y subraya que las consecuencias de esta “nefasta gestión económica” van a sufrirlas los ciudadanos más vulnerables.

Robisco se ha preguntado dónde están los 134 millones de euros de más que se ha gastado Page y por qué esta cantidad no la ha destinado a pagar a los empleados públicos el incremento salarial que pactó con ellos “además de otras promesas que hizo a diversos sectores sociales y económicos y que tampoco ha cumplido”.

“De seguir esta línea, el socialista Page va a batir todos los registros negativos de gestión, y va a conseguir hacer bueno a Barreda” afirma también al tiempo que muestra su preocupación por la “deuda galopante” que tiene Castilla-La Mancha “y que se acerca a los 15.000 millones de euros”

Robisco concluye lamentando que Page “no haya sabido aprovechar el clima de crecimiento y creación de empleo que gracias a las políticas impulsadas por el Gobierno de España están convirtiendo a nuestro país en uno de los que más crece de la Unión Europea. Sin embargo, Page no solo no ha sabido subirse a este tren del crecimiento sino que ha puesto a Castilla-La Mancha en otro tren de menor velocidad restando así oportunidades de desarrollo y crecimiento a los castellano-manchegos”.