En las vísperas de la moción de censura que se debatirá en el Congreso a partir de este jueves, el diputado regional del PP por Guadalajara, Lorenzo Robisco, ha expresado su preocupación por la repercusión que tendrán los próximos acontecimientos, y augura que las consecuencias de un “pacto de la izquierda radical para tumbar a un Gobierno que ha dado estabilidad y prosperidad a España”, no serán buenas ni para el país, ni para Castilla-La Mancha, ni para Guadalajara.

Robisco lo ve claro “La izquierda radical quiere tumbar al Gobierno que ha dado estabilidad a España”
• Robisco recuerda dos frases –dos mentiras- que ponen en evidencia la actitud del presidente regional: dijo que nunca pactaría con Podemos, y también que él se marcharía si Susana Díaz perdía en las elecciones a la cúpula del PSOE

“Con una moción de censura auspiciada por la izquierda radical y los independentistas, Sánchez quiere editar un ‘pacto de los sillones y de la traición’ del que Page ha sido pionero en Castilla-La Mancha, trayendo a esta región deuda, déficit y retroceso”, critica Robisco, quien recuerda los pésimos resultados de las políticas socialistas, “porque unos negaron la crisis y otros trajeron la ruina a esta región”.

En su opinión, nadie puede negar los años de recuperación económica y creación de empleo del Gobierno del Partido Popular, “progreso que ahora no se puede echar por la borda por las locuras de la izquierda radical”.

En este contexto, Robisco asegura que Page no es de fiar, recordando dos frases que “retratan su personalidad: dijo que nunca pactaría con Podemos y que él si marcharía si Susana Díaz perdía en su carrera hacia la secretaría general del PSOE… Pues ahí está, y ahí están los resultados de un pacto que ha puesto a Castilla-La Mancha en el furgón de cola del crecimiento, de la creación de empleo y de la recuperación”.

“El cambio de rumbo lo necesitamos en Castilla-La Mancha”, subraya Robisco, que teme los efectos de una moción de censura inspirada en “el odio a un Gobierno que ha salvado a España”, “se avecina una catástrofe a la que no será ajena Guadalajara”.

LAS CRÍTICAS NO SON UN ATAQUE GRATUITO. Y GUADALAJARA, LO SABE

En cualquier caso, el diputado y portavoz adjunto del Grupo Popular en las Cortes regionales asegura que las críticas a Page no son un ‘ataque gratuito’, sino fruto del análisis de los resultados. En este sentido, Robisco ha recordado algunos de los incumplimientos del presidente regional con Guadalajara: la ampliación del Hospital –‘a buen ritmo, según Page’, ironiza Robisco-, el Campus Universitario, el Plan Estratégico del Corredor del Henares –que los socialistas llevan 21 años anunciando-, el convenio sanitario y el abono transporte con Madrid –que Page no cumple porque no paga-, los planes de desarrollo para la Sierra Norte o el Señorío de Molina, el instituto de Alovera, el centro de salud de Cifuentes… o el segundo centro de salud de Azuqueca –que Page no acabará-.

“Todo esto por no hablar de las interminables listas de espera o de las calamidades del transporte sanitario o del desprecio absoluto de Page hacia Guadalajara, que incluso ha excluido a esta provincia de su Gobierno, donde no tiene ni un consejero de Guadalajara”, ha señalado.

Con ello, Robisco asegura que “el pacto de la traición de Page ha traído a Guadalajara olvido, engaños y promesas incumplidas que se traducen en la gran mentira de Page con esta provincia, que se merece y necesita más apoyo y más esperanza, no tanto desprecio”.