Hace tan solo unos días, en la entrega de los premios “Populares Nueva Alcarria”, el Sr. Presidente de Castilla La Mancha anunció para la Sierra Norte de Guadalajara y zona de Molina de Aragón, la recepción de fondos adicionales con el objetivo de evitar su despoblación.

Fueron las décadas de los sesenta y setenta las del desmantelamiento de nuestro medio rural. Diversas razones de tipo económico, social y de otra índole, hizo que nuestros pueblos se fuesen despoblando de manera paulatina, derivando en lo que se denominó como éxodo rural.

Efectivamente, nuestro Medio Rural de referencia entró a partir de entonces en una espiral de declive, fenómeno frecuente en el mundo rural profundo que se conoce como efecto sumidero. Consiste en que la escasez de población implica deterioro de las actividades, y éstas, a su vez, determina más pérdida de población, y esta menos actividad … y así ambas, población y actividad siguen un fatal circuito de retroalimentación negativa que agota la comarca como se agota el agua girando en torno al sumidero de un depósito. “Como no hay población, escasean  los servicios y como estos no llegan, cada vez somos menos”.

Esa tendencia poblacional decreciente ha sido y es una constante en los municipios de nuestra provincia hasta el punto de considerar irreversible esa situación en muchos de ellos. Los índices de dependencia, longevidad, maternidad, tendencia y reemplazo son sencillamente alarmantes. Supone en la práctica  su descapitalización humana.

En un Medio Rural empobrecido, al borde de la desesperanza, hay que apostar por las personas, reclamar políticas comprometidas y medidas urgentes para que, de acuerdo al artículo 130 del Tratado de la Unión Europea, se intente un desarrollo rural sostenible, que persiga  objetivos tales como invertir la tendencia al éxodo y envejecimiento de la población, combatir la pobreza, fomentar el empleo y la igualdad de oportunidades, diversificar la economía, aumentar el bienestar de las colectividades rurales, preservar el medio ambiente y mejorar la educación, formación, cualificación  profesional, la sanidad y las comunicaciones en las zonas rurales.

No podemos permanecer de brazos cruzados ante la idea de lo “inevitable” y sí diseñar una estrategia con objetivos claros de desarrollo sostenible, estabilización y recuperación demográfica, contando siempre con los propios pobladores.

Llegados a este extremo me pregunto y pregunto al Sr. Presidente de la Junta, Sr. Page al hilo de sus declaraciones:

¿Se ha elaborado algún Plan Estratégico con objetivos claros a corto, medio y largo plazo con la finalidad de fijación y recuperación de población?

¿Qué medidas concretas se contemplan en ese cronograma de actuaciones, si es que existe, para hacer posible la consecución de dichos objetivos? ¿Se contó para ello con la propia población?

¿En qué apartado del Proyecto de Presupuestos de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha ó anexo de inversiones se recogen las partidas comprometidas para las zonas desfavorecidas de la Sierra Norte y Molina de Aragón?

He intentado informarme y hasta ahora nadie me indica que exista partida presupuestaria que avale las promesas del Sr. Page, ni tampoco un Plan establecido, fuera del que ya se contempla desde los Grupos de Desarrollo Rural queGabino Cogollo vienen funcionando y que lamentablemente han visto recortados sus presupuestos de manera significativa.

Ante esta situación de postración y desesperanza, nuestro Medio Rural  resulta ser un medio dinámico que solo precisa que se le estimule. El medio rural es siempre un germen vivo de desarrollo local, que para sobrevivir le basta con desearlo, y hacer pequeños intentos, aunque rindan poco y, que para progresar, saben que necesitan renovarse siendo conscientes de que solo existe un remedio eficaz y es que la propia población se aperciba, con las ayudas externas precisas, y tome a su cargo su  futuro.

Lo que nunca van a perdonar es ver frustradas sus expectativas con falsas promesas de inversiones, que nunca llegan a producirse o realizarlas sin un plan concreto que cuente con la propia población interesada.

Gabino Cogollo López. Concejal del PP de Ablanque y miembro del Comité Ejecutivo Provincial