La directora provincial de Sanidad, Margarita Gascueña, ha animado a los ciudadanos a conocer la apnea del sueño e informarse sobre la posibilidad de padecer este trastorno que “a veces pasa desapercibido pero que tiene graves consecuencias para la vida de las personas”.

Gascueña ha acompañado a los profesionales de la Unidad del Sueño, perteneciente al servicio de Neumología del Hospital de Guadalajara, en la mesa informativa instalada con motivo de la celebración del Día de la Apnea del Sueño. La iniciativa va dirigida a detectar casos de apnea e informar a la población sobre un trastorno que afecta al diez por ciento de la población adulta y también a un considerable número de niños.

En este sentido, las enfermeras de la Unidad del Sueño y la coordinadora de dicha Unidad, Olga Mediano, han realizado encuestas entre los usuarios para identificar a aquéllos en los que existe una alta probabilidad de padecer una apnea e indicarles que acudan a su médico de Atención Primaria para iniciar un estudio del sueño.

Asimismo, se ha exhibido un polígrafo o equipo con el que se realizan dichos estudios y que permite diagnosticar con facilidad la mayoría de las apneas, así como una CPAP o máquina para el tratamiento de la apnea que cuenta con una mascarilla que introduce presión, abre la vía aérea y evita las pausas respiratorias durante la noche.

La doctora Mediano ha destacado que en Guadalajara hay actualmente 2.500 personas que emplean una CPAP para dormir. El 30 por ciento de las consultas de Neumología se relacionan con este trastorno, que afecta al 10 por ciento de los adultos de edad media, y la Unidad del Sueño atiende cada mes a casi 150 pacientes nuevos y realiza unos 130 estudios de sueño.

Por otra parte, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) hace este año especial hincapié en dar a conocer las consecuencias que tiene la apnea del sueño entre los niños, que se relaciona con deterioro neurocognitivo, problemas de atención y rendimiento escolar e hiperactividad, e incluso retraso en el crecimiento por falta de la hormona GH, cuya secreción se produce durante la noche.

“Los niños con apnea tienen problemas de rendimiento escolar y atención o se diagnostican de hiperactividad, cuando lo que hay debajo es una apnea del sueño y una vez se les trata, estos niños mejoran de forma espectacular”, ha asegurado Olga Mediano.

Soluciones a la apnea

El Síndrome de Apnea del Sueño es un trastorno respiratorio que no debe confundirse con el hecho de roncar. En el caso de la apnea se producen pausas en la respiración que pueden durar de pocos segundos a minutos, y en el caso de los adultos tiene como consecuencia un mayor riesgo cardiovascular o de accidentalidad, ya que el sueño no ejerce su misión reparadora y la persona no descansa adecuadamente.

El sobrepeso, la edad y la postura adoptada al dormir favorecen la aparición de trastornos de sueño o los agravan. Aunque la principal causa de apnea entre los adultos es la obesidad y se puede resolver mediante pérdida de peso, en el caso de los niños la apnea suele deberse a unas amígdalas de gran tamaño. Sin embargo, el aumento de la obesidad infantil está dando lugar a un mayor número de casos de apnea entre los niños.

Según ha expuesto Olga Mediano, es importante diagnosticar el problema cuanto antes y, en el caso de los niños, suele resolverse mediante una sencilla cirugía de extirpación de amígdalas o bien de corrección de paladar.

En la Unidad del Sueño del Hospital de Guadalajara se atienden las necesidades de los pacientes con trastornos respiratorios del sueño en todas las fases de su patología y se realizan estudios, se instauran terapias y se mantienen y revisan equipos, además de realizar un seguimiento clínico a los pacientes. Su trabajo se desarrolla de forma coordinada con los servicios de Pediatría, Otorrinolaringología, Cardiología, Endocrinología, Psiquiatría o Cirugía.