Prieto lleva más de dos meses a la espera de una reunión con el presidente de la Junta de Comunidades
• El presidente de la Diputación remitió a García-Page una primera carta el pasado 12 de julio y una segunda el 3 de septiembre solicitándole un encuentro para abordar una serie de temas vitales para nuestra provincia, como las macrogranjas, el ATC o la residencia de mayores de Beteta, y a día de hoy no se ha recibido respuesta alguna

El presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, Benjamín Prieto, lleva más de dos meses a la espera de que el presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, responda a la petición de una reunión con el fin de abordar una serie de cuestiones muy importantes para la provincia de Cuenca. Y es que desde la institución provincial remitió una primera carta en este sentido el pasado 12 de julio y una segunda el 3 de septiembre, sin que, a día de hoy, haya respuesta alguna.

Para Prieto no es de recibo que en todo este tiempo el presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha no haya tenido ni un solo instante para responder a alguno de los dos escritos de la Diputación fijando una fecha para dicho encuentro. En su opinión, “tiempo ha pasado más que suficiente para que se hubiera producido una respuesta”, por lo que, a su juicio, “parece que el Sr. García-Page está más pendiente de otros intereses, como los que afectan a su partido, en vez de preocuparse por los de los ciudadanos de esta región y, en este caso, de los de la provincia de Cuenca”.

Y es que, tal y como ha recalcado, en esta reunión no solo se pretenden tratar cuestiones que afectan a la Diputación conquense, sino que, además, son fundamentales para  nuestra provincia. No en vano, entre las cuestiones planteadas por el presidente de la Diputación se encuentran asuntos como la instalación de macrogranjas en la provincia, la actual situación del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de Villar de Cañas, la tramitación de los proyectos con cargo a las expresiones de interés (ITIs), la ejecución del futuro hospital de Cuenca, la gestión del Parque Arqueológico de Segóbriga, los planes de empleo del Gobierno regional, los convenios para el arreglo de caminos, las nuevas titulaciones de la UCLM, los pueblos ribeños o la apertura de un vertedero en Almonacid del Marquesado.

Asuntos, en su opinión, “a todas luces de gran calado e interés para los ciudadanos de esta provincia”, de ahí que haya mostrado su confianza en que García-Page acceda finalmente a mantener dicho encuentro y éste sirva para que “el presidente de Castilla-La Mancha adquiera compromisos firmes con inversiones reales para la provincia de Cuenca”.