La diputada regional y portavoz de Agricultura del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Lola Merino, ha denunciado que el Gobierno de Page puede perder el 58 por ciento de los fondos de reestructuración del viñedo de Castilla La Mancha.Lola Merino en rueda de prensa, 290616

Según ha indicado Merino, el Ministerio de Agricultura destinó en noviembre de 2015 un presupuesto total de 34,5 millones de euros para la reconversión y la reestructuración del viñedo de la región y Castilla-La Mancha fue la región que más asignación recibió por parte del Ministerio, casi la mitad de la totalidad de los fondos nacionales que ascendían a 72,5 millones de euros.

Sin embargo, Page tan solo ha certificado en siete meses el 42% del presupuesto de la reestructuración de viñedo,  esto es 14,7 millones de euros y en un mes que le queda de plazo tiene que certificar el 58%, es decir, 19,5 millones de euros, lo que resulta prácticamente imposible.

Retraso en las autorizaciones de plantación

Asimismo, ha señalado que “el retraso en las autorizaciones de plantación, que venimos denunciando desde hace meses, ha ocasionado un retraso en todos los trabajos de plantación, montaje de espalderas, etc., lo que está retrasando a su vez las peticiones de certificación por parte de los viticultores”.

Además, -ha continuado-, “a esto se une la caótica gestión de las autorizaciones de plantación en zonas ZEPA, con informes ambientales cambiantes y contradictorios; todo ello al tiempo que muchos viticultores aún están esperando un informe de la Consejería”.

Por otro lado, Merino ha denunciado que hay retrasos en las solicitudes de modificación de la localización de la plantación y en la tramitación de los derechos de nueva plantación del cupo nacional.

Por todo lo anterior, la portavoz de Agricultura del GPP ha reprobado la gestión del consejero del ramo, que cuando recibió la asignación del Ministerio de 34,5 millones de euros le parecían pocos, pero cuando fue director general aprobó tres o cuatro veces más planes de reestructuración que el presupuesto disponible. “Ahora que hay dinero, no es capaz de pagar ni la mitad de lo previsto”, ha lamentado Merino.

Exigencias a Page

Así, ha pedido a Page y al consejero de Agricultura que nos informe de “cuánta superficie de viñedo se ha puesto hasta la fecha, cuánto dinero se ha certificado, si todo lo certificado se ha pagado y si piensan perder los fondos del viñedo”.

“Esta es la gestión de un Gobierno que ha presumido en Fenavin Contact de apostar por el vino de Castilla-La Mancha, cuando no ha puesto ni un céntimo de euro para la celebración de este evento y no ha contado al sector el grave riesgo de perder el 60% de los fondos: 19 millones de euros”, ha señalado la dirigente popular.

Además, Merino ha denunciado “la desidia, la mala gestión y la pasividad del Gobierno de Page, que atacan continuamente al sector agrario”. Así, ha lamentado que, en un año de gobierno, se han cargado la agricultura ecológica, han bajado un 20% las ayudas a los jóvenes agricultores, han rebajado en 16 millones de euros el presupuesto para la incorporación de jóvenes, están arruinando a los viticultores de las zonas ZEPA que no tienen autorizaciones de plantación de viñedos, han perdido 140 millones de euros en Desarrollo Rural, y ahora ponen en riesgo el 58% de los fondos de reestructuración de viñedo, ha concluido.