La Comisión Provincial de Agricultura, Ganadería, Medio Ambiente y Desarrollo Rural del Partido Popular de Cuenca ha celebrado que con el cambio normativo de la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad logrado por el PP en el Congreso de los Diputados el 7 de noviembre, se podrán reabrir de los cotos intensivos de pesca que se encontraban cerrados desde hace más de un año y medio para así salvaguardar y restar presión a las escasas poblaciones piscícolas de trucha común y además seguir generando riqueza, empleo, deporte y turismo en el mundo rural de la provincia de Cuenca.

El PP de Cuenca celebra que se puedan reabrir los cotos intensivos de pesca cerrados desde hace más de un año y medio
La modificación también contempla la suelta de truchas arco iris en aquellos cotos intensivos que con anterioridad al año 2007 se venían realizando sin ningún tipo de problema medioambiental, dado que se realizan con ejemplares hembras esterilizadas procedentes de centros de acuicultura autorizados por la Junta

De igual modo, han explicado que gracias a esta modificación de la Ley se puntualiza el uso y manejo de especies invasoras en la acuicultura, “sector también muy tocado por la sentencia”, por lo que quedará regulado por lo dispuesto en el reglamento 708/2007 del Consejo sobre el uso de las especies exóticas y especies localmente ausentes en la acuicultura.

Ante estas perspectivas tan positivas y demandas por un sector que, en el caso de la actividad piscícola factura más de 3.000 millones de euros al año, la Comisión del PP se ha mostrado muy satisfecha con la aprobación definitiva en el Congreso de los Diputados de la modificación de la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad propuesta a instancias del PP, y está vez respaldada por una gran mayoría de los grupos.

Según han explicado, gracias a la propuesta presentada por el PP con el apoyo de la inmensa mayoría de los ciudadanos, se podrá compatibilizar la protección del medio ambiente con la actividad y el empleo piscícola y cinegético, y además se establecerá un marco para que las comunidades autónomas puedan ejercer sus competencias de gestión en la materia así como dotar de seguridad jurídica a los sectores.

Asimismo, desde el PP han informado que se regularán las especies piscícolas y cinegéticas en aquellos tramos que se encontrasen antes de 2007, año de entrada en vigor de la Ley 42/2007, por lo que se podrá seguir cazando y pescando.

También se contempla la suelta de truchas arco iris en aquellos cotos intensivos que con anterioridad al año 2007 se venían realizando sin ningún tipo de problema medioambiental, dado que se realizan con ejemplares hembras esterilizadas procedentes de centros de acuicultura autorizados por la Junta de Comunidades.

La Comisión Provincial han celebrado que la insistencia del Grupo Popular y una brillante exposición de motivos por parte de la portavoz del PP, María Teresa De Lara, hayan logrado convencer con argumentos a una abrumadora mayoría parlamentaria, cosa que no ocurrió en junio cuando esta modificación no pudo salir adelante por el voto en contra del PSOE y la abstención de Ciudadanos, “lo que podría haber supuesto un antes y un después para el mundo rural, dado que de no haberse reformado la Ley de Patrimonio Natural las zonas desfavorecidas y deprimidas hubieran sufrido un duro revés más”.