El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario en las Cortes de Castilla-la Mancha, Carlos Velázquez, ha asegurado que el escándalo de médicos sin título homologado en “ningún caso” se trata de un tema racista, sino de una cuestión de cualificación.

El PP califica de indignante que Page quiera convertir el escándalo de los médicos sin título en un caso xenófobo
Recuerda que el propio Ministerio de Sanidad ha indicado que no pueden ejercer de especialistas aquellos médicos que no tengan el título homologado en nuestro país y que la Organización Médica Colegial considera esta práctica de “inaceptable”

En la rueda de prensa previa a la Comisión parlamentaria de Sanidad de las Cortes regionales, Velázquez ha calificado de “indignante e indecente” que el Gobierno de Page quiera convertir este escándalo en un caso xenófobo.

Así, ha recordado que el propio Ministerio de Sanidad ha asegurado que no pueden ejercer de especialistas aquellos médicos que no tengan titulación homologada en nuestro país y que además la Organización Médica Colegial considera esta práctica de “inaceptable”.

Por ello, ha exigido a Page que dé la cara y que ofrezca soluciones a los 72 médicos sin homologar, en vez de excusas, ante un tema tan sensible como es la salud de los castellano-manchegos.

Denuncia que la precariedad laboral provoca una pérdida de calidad asistencial a los pacientes

Además de esto, Velázquez ha denunciado la precariedad laboral que sufren los profesionales sanitarios de la región, y que esto conlleva una pérdida de la calidad asistencial a los pacientes y usuarios de la sanidad regional.

Así, ha calificado de “escalofriante” que un 37 por ciento de los médicos de Castilla-La Mancha firme contratos inferiores a los 6 meses, algunos de ellos con un quinto o tercio de jornada.

“Esta situación provoca que los médicos recién formados se marchen y que especialistas con una ardua trayectoria decidan irse a trabajar a otras comunidades autónomas por la falta de medios humanos y materiales”, ha lamentado Veláquez.

Además, ha indicado que la falta de contratos “atractivos” es responsabilidad directa del Gobierno de Page y que tiene como consecuencia el incremento de las listas de espera, el caos en las Urgencias y la contratación de médicos sin homologación obligatoria.