El Grupo Popular en la Mancomunidad de Aguas del Sorbe acusan de sectarismo al presidente de dicho órgano, el socialista Javier Rodríguez, dado que desde que está al frente del mismo, su gestión se ha caracterizado por otorgar un trato de favor a los ayuntamientos mancomunidados que son de su mismo signo político.

Prueba de ello es que el socialista ha permitido suspender el procedimiento judicial que abrió en 2015 el ayuntamiento de Azuqueca de Henares contra el entonces presidente de la MAS, Jaime Carnicero. Para ello ha alegado motivos estrictamente políticos, señalando que dicha suspensión está motivada en el hecho de que actualmente, tanto la MAS como el ayuntamiento azudense están gestionados por el PSOE.Javier Rodrígez

Este hecho ha sido calificado como “aberración” por parte del vocal popular, Francisco Úbeda, quien recuerda que el ayuntamiento de Azuqueca abrió el procedimiento tras acusar a la MAS, entonces presidida por el PP, de diferentes cuestiones, entre ellas, cobros e ingresos indebidos a través de la tasa del agua. “Esas acusaciones eran absolutamente falsas y carentes de sentido. Eran tan sectarias como las personas que las hicieron y, en cualquier caso, a día de hoy nada ha cambiado con respecto a entonces, por lo que, si los socialistas del ayuntamiento de Azuqueca fueran coherentes, deberían seguir con el procedimiento. En vez de eso, ahora, como se da la circunstacia de que los que están al frente de la MAS sí son de su mismo signo político, lo suspenden”.

Francisco Úbeda denuncia además el talante dictatorial del presidente de la MAS, quien impide a los vocales del PP intervenir en asambleas como la celebrada ayer por la tarde. Y califican de “muy grave” y de “tremendamente dañina” para los ayuntamientos mancomunados, la inacción del presidente socialista desde que está al frente del órgano. Prueba de ese inmovilismo es que “nada se sabe de la tercera conducción, ni de las inversiones que estaban previstas y que tan necesarias son para nuestros pueblos, ni del presupuesto 2016, clave para fijar la hoja de ruta de la MAS durante este año”.

El vocal del PP exige al presidente de la MAS más transparencia, más trabajo y menos sectarismo en una gestión que hasta el momento entiende que está siendo absolutamente nefasta para los intereses de los ayuntamientos mancomunados. Y concluye que esto es fruto de sus “prisas” y su “división entre el PSOE de Guadalajara y el de Madrid”.