Profundizar en las figuras de Antonio Buero Vallejo y Camilo José Cela a través de la grafología es el objetivo de la conferencia que esta tarde pronunciará Pedro Aguilar en el Archivo Histórico provincial de Guadalajara, bajo el título de “La escritura del escritor: Cela y Buero desde la grafología”.

La cita tendrá lugar, en el salón de actos del Archivo, a las 19,00 horas y se enmarca dentro del ciclo de conferencias que se han organizado para rendir homenaje a Buero Vallejo y a Cela, en el año que en el que se cumple el centenario del nacimiento de ambos autores. En el mes de junio, el Archivo ya acogió una charla coloquio en la que el hijo y el hermano del escritor contaron las experiencias familiares del Nobel en torno al primer viaje a la Alcarria que éste realizó, hace ahora 70 años. Además, el próximo día 15, también en el Archivo Histórico provincial, Francisco García Marquina pronunciará otra conferencia titulada “Cela, retrato de un Nobel”.

Respecto a Buero, la conferencia de hoy cierra un ciclo en el que se ha abordado la figura del escritor poniendo el foco en los años que éste vivió en Guadalajara y cómo la ciudad influyó en él, a través de sus relaciones de amistad o de estudios, que fueron forjando la figura de un Buero comprometido y con una ideología muy definida.

Pedro Aguilar, periodista y profesor tutor de lengua y Literatura de la UNED, ofrecerá hoy una novedosa visión de ambos escritores desde el campo de la grafología, analizando el carácter de ambos a través del trazo de su escritura.

Quienes asistan a la conferencia de esta tarde podrán disfrutar también de la exposición “Buero, Guadalajara siempre al fondo’ que permanece expuesta en el Archivo. La muestra tiene carácter documental, gráfico y textual y hace un recorrido por la faceta personal de Buero en Guadalajara. Se estructura en torno a cuatro ejes: Buero vecino, Buero estudiante, Buero comprometido y Buero dramaturgo. Entre los documentos que pueden contemplarse destacan los expedientes del Instituto Brianda de Mendoza en el que estudió, cabeceras de la prensa republicana en Guadalajara donde Buero dibujaba y Ramón de Garciasol publicaba poemas, el documento de conmutación de pena de muerte o un fragmento del discurso que pronunció al recibir el premio Cervantes.