El baile de los banceros

Vídeo. Nuestra Señora de la Esperanza por las curvas de La Audiencia.

Hay que estar muy dentro para entender ciertas cosas de la Semana Santa de Cuenca, o ser capaz de meterte en su sombra, que es la de los demás, y dejarte arrastrar hasta que te duela el alma.

Por las curvas de la Audiencia, el domingo de Ramos, la Banda de Música de Cuenca pregona la partitura que Martín Salas escribiera, en el año 1995, para la Semana Santa de Huévar del Aljarafe, en Sevilla.

Horquillas de La Esperanza

Concretamente para los costaleros de la Hermandad de la Sangre. Un hombre que inició los estudios musicales a los siete años de la mano de su padrino, el fundador de la Banda de Música del citado núcleo de población sevillano de la que, en la actualidad, es el director, aunque con anterioridad, pasara por Las Cigarreras o la Banda de Cruz Roja que tanto sabe de Quiterios en Huete porque, año tras año, acompaña a la Mártir por las calles de la ciudad entre los vivas encadenados y galopeos que hermanan.

Martín Salas ejerce como profesor de conservatorio de Algeciras, en Cádiz, en donde continúa su labor como compositor de música para procesiones.

Tiene medio centenar de marchas: “!Ahí queó¡”, “Dolores de Salteras”, “A mi reina de la Paz” o “Amargura Gitana” pero, de ellas, la que más suena, es esta en la que las horquillas son las batutas de La Esperanza: “Costalero”