El diputado de Fomento, Javier Parrilla, apremia a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha a que ponga en marcha el convenio de mejora de caminos rurales y así iniciar cuanto antes las obras. Y es que, a su juicio, no es de recibo que hayan transcurrido ya cerca de seis meses desde la rúbrica de dicho convenio entre el Gobierno de García-Page y las Diputaciones y aún se encuentren todos los Ayuntamientos de Castilla-La Mancha pendientes de la resolución de la convocatoria.

Parrilla apremia a la Junta a que ponga en marcha de una vez por todas el convenio de mejora de caminos rurales
• El diputado de Fomento considera que no es de recibo que aún no se haya resuelto la convocatoria cuando ya han transcurrido casi seis meses desde la firma del convenio entre el Gobierno de García-Page y las Diputaciones. De ahí que le inste a trabajar con más ahínco para que la mejora de estas infraestructuras tan básicas para nuestros pueblos sea una realidad cuanto antes

No es de extrañar, por lo tanto, que Parrilla critique la actitud del Ejecutivo autonómico en relación a la mejora de caminos rurales, porque desde un principio no parece estar muy implicado en este asunto. No en vano, según ha recordado, desde el arranque de la presente legislatura la Diputación conquense no ha parado de reclamar a la Junta de Comunidades la continuidad de los convenios de mejora de caminos, que se venían ejecutando con el anterior Ejecutivo de Cospedal, siendo el último por importe de cerca de 6 millones de euros.

Petición que no obtuvo respuesta hasta principios de 2017 y que no se materializó hasta diciembre de ese mismo año con la citada rúbrica del actual convenio, después, eso sí, de que, a petición de esta Diputación, se revisaran las condiciones iniciales del convenio marcadas por la Junta de Comunidades con el fin de que se pudieran beneficiar todos y cada uno de los municipios de esta provincia y no solo una treintena.

Parrilla remarca que nos encontramos a 31 de mayo de 2018, a menos de un año del final de la legislatura, y los municipios de esta provincia continúan a la espera de una resolución que parece no llegar nunca, al igual que ocurriera con la publicación de las bases de la convocatoria, para la que, por cierto, hubo que esperar cuatro meses después de la firma del convenio.

Esta lentitud denota, en su opinión, la desgana del Gobierno autonómico en la mejora de los caminos rurales; unas infraestructuras que no parece importarle mucho, en contra, según ha recordado, de lo que piensan tanto esta Diputación como los ciudadanos de esta provincia eminentemente agrícola y ganadera, que ve en estas vías un instrumento básico para el desarrollo de su actividad, sin olvidar que también comunican municipios y a sus vecinos.

 

De hecho, tal y como ha remarcado Parrilla, la institución provincial destina en este convenio 4,5 millones de euros, la mitad del montante total, mientras que el Gobierno castellano-manchego aporta 787.500 euros (8,7%) y el resto es sufragado por el Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (FEADER) y el Ministerio de Agricultura.

Es por ello que el diputado de Fomento inste al Gobierno de García-Page a que “se ponga trabajar en serio en esta cuestión, porque no solo peligran los fondos europeos por no poderse justificar a tiempo, sino que la necesidad de nuestros municipios es acuciante, máxime a raíz de las tormentas de las últimas semanas que han provocado daños considerables en los caminos; todo ello, sin olvidar, que desde la Diputación estamos deseando ponernos manos a la obra”. De ahí que invite al Ejecutivo a abandonar su actual política de anuncios sin hechos y apueste por dedicarse a pleno rendimiento a  este convenio con el fin de que sea una realidad cuanto antes.