La diputada regional y portavoz de Agricultura del Grupo Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Lola Merino, ha criticado la traición del PSOE de Page al mundo rural de nuestra región por cambiar en el Congreso de los Diputados el sentido del voto para no aprobar la modificación de la Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, tal y como estaba previsto.

Merino denuncia las traiciones de Page a los pescadores y cazadores de Castilla-La Mancha
Denuncia que, con su voto en contra, los socialistas castellano-manchegos frenaron una medida que pretendía salvar especies como la trucha arco iris, la carpa común, el cangrejo rojo o el arruí y salvarlos de su extinción

Según Merino, los diputados nacionales del PSOE de Castilla-La Mancha han votado esta semana en contra de la modificación de esta ley, saltándose así el trabajo realizado durante muchos meses por los grupos parlamentarios con los responsables de pesca y caza en España para conseguir el cambio de una normativa que dé “seguridad jurídica” a los pescadores y cazadores.

Además, ha apuntado que, con su voto en contra, los socialistas castellano-manchegos frenaron una medida que pretendía salvar especies como la trucha arcoiris, la carpa común, el cangrejo rojo o el arruí y salvarlos de su extinción.

Para la diputada, el comportamiento del PSOE de Page “es una traición en toda regla al mundo rural de Castilla-La Mancha, ya que condena a la ruina económica a amplias zonas rurales de la región que viven de la pesca, siendo el único recurso económico de estas zonas”.

Por ello, ha criticado “la falta de compromiso del PSOE con el mundo rural de Castilla-La Mancha, ya que condena a la ruina económica a amplias zonas rurales de la región que viven de la pesca, que es el único recurso económico de estas zonas”.

Asimismo, Merino ha asegurado que “la falta de compromiso del PSOE con el mundo rural y con el medioambiente se ha vuelto a poner de manifiesto con esta traición, que se suma al desprecio de Page a los agricultores y ganaderos ecológicos, a los que ha rebajado las primas hasta en un 70 por ciento y a los que no paga las ayudas de los ejercicios 2015, 2016 y 2017”.

Ahora, Page ha puesto de manifiesto su postura contra la pesca y la caza en la región, dos actividades económicas que reúnen a 150.000 pescadores y 140.000 cazadores en Castilla-La Mancha y que es el modo de vida de cientos de nuestros municipios rurales”, ha concluido.