Pastrana ha celebró ayer la festividad de San Antón en la Ermita que recibe al visitante que llega a la villa ducal desde Guadalajara y que el  patrono de los animales comparte con la Virgen del Val, o del valle. Y aunque en la noche del sábado la temperatura en La Alcarria bajaba por debajo de los cero grados, en las horas centrales del día de ayer, el sol dulcificaba el ambiente, por lo que los pastraneros acudieron, como suelen, en buen número a celebrar el día de San Antón al entorno de la Ermita.