El viceconsejero de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha, Sergio González, ha explicado este lunes que el consejero de ramo, Francisco Martínez, será quien decida sobre su continuidad en el cargo, toda vez que le remitió el pasado 27 de julio una carta solicitando su cese “por motivos personales” y el responsable regional de Medio Ambiente le pidiera que continuase en el cargo hasta que terminase la campaña de incendios.

sergio-gonzalezDe este modo, ha reaccionado González en rueda de prensa que después de que la revista Interviú haya publicado un reportaje vinculándole a la planta ilegal de residuos peligrosos del Chiloeches, que ardió el pasado mes de agosto. Tras negar de forma reiterada esa vinculación, ha indicado que antes de tomar posesión del cargo que ostenta renunció a los que ocupaba en otras empresas y vendió sus acciones “para no tener interferencias”.

A preguntas de los medios, González ha dicho desconocer si el Consejo de Gobierno de este martes abordará su cese, una decisión que ha justificado diciendo que su “entorno cercano le reclama más tiempo”. “No hay que tener apego al cargo. Es bueno que haya entrada y salida”, ha agregado.

“La empresa con la que se me relaciona, Biocombustible del Henares, no tiene nada que ver con la gestión de residuos peligrosos. No he sido accionista de esta empresa”, ha explicado el viceconsejero, que ha asegurado que fue presidente imparcial de la misma con dos abogados de asesores y que cesó a petición propia el 27 de junio de 2013, “pues debido al cambio legislativo esta empresa no tenía mucha viabilidad”. “De hecho esa empresa nunca ha tenido actividad, ni buena ni mala”.

“Las otras empresas que se citan –en referencia al reportaje de Interviú– no tienen trama ninguna, como se da a entender en esa publicación. Son empresas que realizan su actividad de forma legal y no tiene nada que ver con el mundo de los residuos peligrosos”, ha dicho.

Se da la circunstancia de que Sergio González fue el delegado de Medio Ambiente en el incendio que asoló Riba de Saelices y donde murieron once personas.