Martínez Arroyo informa que el incendio de Cañamares podría estabilizarse esta tarde y bajar a nivel 1
El incendio ha afectado a una superficie estimada de 145 hectáreas de masa de pinar de una ZEPA frecuentada por aves necrófagas.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha señalado que en el incendio de Cañamares en la provincia de Cuenca “se ha trabajado siempre con criterio técnico y se ha conseguido avanzar mucho en los trabajos, lo cual nos permite albergar muchas esperanzas de que el incendio se pueda estabilizar esta misma tarde” e incluso “bajar a nivel 1”.

Según ha informado Francisco Martínez Arroyo, en el Puesto de Mando Avanzado a los medios de comunicación, “hemos tenido una noche con vientos, pero las temperaturas han sido bajas, lo cual ha ayudado a realizar las tareas terrestres”, a lo que se une la excelente coordinación y el trabajo del dispositivo del INFOCAM, a los que se han sumado medios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y una sección de la UME y bomberos de la Diputación.

En total, han estado trabajando desde esta mañana 170 personas, con 24 medios terrestres y 15 aéreos.

El incendio, que se iniciaba en la noche del miércoles en una masa de pinar en el puerto de Monsaete dentro de la Zona Especial de Protección de Aves (ZEPA) de aves necrófagas, principalmente, ha afectado a 145 hectáreas de pinar.

En la noche de ayer, el nivel de la emergencia se elevó de 0 a 1 al evacuar a seis vecinos de tres viviendas cercanas a la zona quienes regresaron a sus casas en Cañamares. Esta mañana, se elevaba a nivel 2 de emergencia regional para solicitar la colaboración de la UME.

En cuanto a las causas, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha expresado que se está trabajando en su investigación por parte de los agentes medioambientales de la Brigada de Investigación de Incendios forestales, una unidad que retomó el actual Gobierno regional y que “nunca tendría que haber desaparecido, desapareció en su momento, ya está funcionando y nos está permitiendo sacar muchas conclusiones de los incendios en Castilla-La Mancha”. Así, ha resaltado que “no hay que anticipar ninguna conclusión” y que, en caso de ser provocado, la Junta se personará en el caso.

En sus declaraciones tras la reunión técnica en el Puesto de Mando de Cañamares, Martínez Arroyo ha lanzado también un mensaje a los ciudadanos indicando que “evitemos cualquier tipo de negligencia, de imprudencia. Pensemos siempre en lo que puede pasar cuando estemos en el campo, no hagamos fuego en el campo en época de alto riesgo y siempre que veamos cualquier indicio de un fuego llamemos al 112”. “Trabajemos juntos todos, las administraciones y los ciudadanos” ha finalizado.