La alcaldesa de San Clemente, Marisol Herrera, ha denunciado hoy que el Gobierno de Page ha recortado grupos de la ESO y Bachillerato y ha reducido el profesorado del IES Diego Torrente Pérez, con la consecuente masificación de las aulas y el incumplimiento de las ratios legales establecidas.

Marisol Herrera carga contra el Gobierno de Page por recortar grupos de ESO y Bachillerato, reducir profesorado y masificar las aulas en San Clemente”
La Junta ha suprimido un grupo de Primero de la ESO y otro Primero de Bachillerato, ambos del IES Diego Torrente Pérez; “un recorte en toda regla, máxime si tenemos en cuenta que el número de alumnos va a ser muy superior el próximo curso”

Herrera, que ha ofrecido esta mañana una rueda de prensa junto a la senadora del PP, Montserrat Martínez, ha trasladado la preocupación y la intranquilidad de la comunidad educativa y de las familias sanclementinas tras estos recortes que ha acometido el Gobierno de Page en su municipio y que fueron expuestos en el último Consejo Escolar Municipal.

En primer lugar, la alcaldesa del PP se ha referido a la supresión de un grupo de Primero de la ESO del IES Diego Torrente Pérez, que pasaría de tener cinco clases a cuatro para el próximo curso 2018/2019; y la eliminación de un Primero de Bachillerato del IES Diego Torrente Pérez, por lo que se quedaría solo en tres grupos. Un recorte en toda regla, manifestaba Herrera, máxime si tenemos en cuenta que el número de alumnos va a ser superior que el curso pasado, tanto en la ESO (391 alumnos) como en Bachillerato (pasa de 151 a 186 alumnos).

“Mucho nos tememos que el próximo curso se van a superar las ratios permitidas legalmente, que en Secundaria es de 30 alumnos por clase y en Bachillerato de 35; un masificación, por cierto, que se verá agravada por la fisonomía del Instituto, que alberga aulas para 25 alumnos como mucho”, advertía Marisol Herrera.

La principal consecuencia de este recorte será la reducción del cupo de profesorado, que pasa de 55,6 del curso pasado a 52,3 para el próximo, teniendo en el Instituto, como mínimo, cuatro profesores menos a jornada completa, que podrían llegar hasta 12 si se les hace un tercio de jornada, como el Gobierno de Page hizo el curso pasado cuando el porcentaje de contratos parciales de interinos estaba en el 42% en Castila-La Mancha. “Una precariedad laboral que provocó que varios de los interinos asignados al Instituto de San Clemente rechazaran la plaza y los alumnos estuvieran varias semanas sin tener profesores de inglés o matemáticas”.

En este sentido, Herrera ha explicado la preocupación que hay entre la comunidad educativa porque el recorte de cupos podría suponer la desaparición del programa de bilingüismo del centro ya que no habría docentes suficientes para realizar los desdobles. Otra de las nefastas consecuencias de este recorte será que los alumnos, con casi toda probabilidad, no podrían elegir las asignaturas optativas por no haber profesores suficientes que las pudieran impartir.

Respecto al CEPA (Centro de Educación de Personas Adultas) Campos de Záncara, la alcaldesa de San Clemente ha revelado que el Gobierno de Page ha eliminado varios ciclos formativos de la oferta educativa, llegando uno de ellos a dejarlo a medias; es decir, el curso pasado la Junta ofertó primero de un ciclo de Educación Infantil mientras que para el próximo 2018/2019 no ha sacado el segundo curso; un agravio que ha sido denunciado por los alumnos afectados ante la Dirección Provincial de Educación de Cuenca con la finalidad de que recapaciten y oferten para en 2018/2019 el segundo curso de este ciclo formativo.