Ese ha sido el mensaje que el alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, ha querido trasladar  sobre el balance general de estos cien primeros días al frente del Ayuntamiento de Cuenca que ha hecho en la mañana de hoy en un desayuno informativo con los medios de comunicación.