Mariscal se reúne con vecinos, empresarios, autónomos y  asociaciones del Casco Antiguo de Cuenca
⦁ Última reunión de las innumerables que se han mantenido con todos los colectivos a lo largo de estos dos años en los que se ha escuchado, atendido y dado participación a todos los colectivos y grupos de interés

El alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal y el concejal de Policía, Bomberos y Movilidad, Carlos Navarro, se han reunido con una treintena de vecinos, empresarios, autónomos y asociaciones del Casco Antiguo, como HC Hostelería de Cuenca, integrada en CEOE-CEPYME, y representantes de las asociaciones vecinales que agrupan a un centenar de vecinos. También asistieron concejales de Izquierda Unida y Ciudadanos. La reunión se convocó a propuesta del alcalde para informar sobre aspectos de la nueva ordenación del tráfico en el Casco Antiguo, atender preguntas y recoger propuestas relacionadas con la nueva ordenación del tráfico.

Mariscal, comenzó la reunión explicando el motivo de la misma y las razones que han motivado la implantación de este nuevo sistema de ordenación del tráfico. Para a continuación, abrir un turno de palabra entre los asistentes que, uno a uno, expusieron todas cuestiones, de las que se tomó nota o se solicitó que se presentasen por escrito, con la intención de que sean informadas por los servicios municipales para estudiar su viabilidad técnica o económica.

Valoración del Alcalde

La reunión ha servido para recoger algunas demandas y dar respuesta a cuestiones que se plantearon. Algunas de las cuales, como la posibilidad de incrementar las plazas en superficie para residentes en el Barrio de San Martín, ya están valorándose por la Policía Local y la empresa concesionaria.

A diferencia de otras ciudades, en Cuenca no se ha limitado o prohibido el acceso de vehículos de no residentes al Casco, lo que hubiera obligado a implantar otras medidas de transporte alternativo.

El punto de partida de vecinos, empresarios y Ayuntamiento es que todos respetemos: la señalización, el Plan Especial del Casco Antiguo (PECA) y el Reglamento de circulación, que existen desde siempre, para evitar el caos existente que origina molestias, atascos, riesgos y perjuicios económicos. Lo normal debería ser el respeto y, la excepción, lo que fue normal en la anterior legislatura, con vehículos en triple fila en la plaza mayor, en las triple fila en la plaza Mayor o en las escaleras de la Catedral u obstaculizando calles, entradas a viviendas o a los servicios de emergencias. Por eso, se ha delimitado una zona verde, exclusiva para residentes, y otras de Carga y Descarga en la Plaza Mayor, con el mismo horario que en Carretería, de lunes a sábado de 7 a 11 horas, zonas de discapacitados, sanitarios, etc. Dejándose libre el aparcamiento de El Castillo. Mientras que el sistema de cámaras y los 30 minutos de tránsito, garantizan el tráfico, las operaciones de normales de carga y descarga o subida y bajada de viajeros para todos los vehículos, sean residentes o no.

Desde octubre pasado, el servicio de Tráfico del Ayuntamiento ha dado prioridad a las acreditaciones, habiéndose entregado unas ochocientas, se han registrado todos los vehículos de garajes privados, taxis, vehículos especiales y de reparto. Para las bodas y mudanzas se sigue con la notificación previa a la policía implantada desde hace años. Y algunos colectivos, como: instaladores, fontaneros, electricistas, etc. han solicitado una tarjeta, que está disponible para toda la ciudad, y que les habilita a aparcar en los tres tipos de zona: azul, verde y naranja. Se ha puesto en marcha una aplicación informática para facilitar la comunicación con la Policía Local.

También en octubre, comenzó la campaña informativa, con reuniones, trípticos y en medios de comunicación: radios, prensa y medios digitales, así como el reparto de autorizaciones. En mayo, concluidas las obras, concluyó la validación del sistema y en este mes de junio, durante la primera semana, tuvo lugar una campaña informativa sobre la zona verde, calle a calle y coche a coche, mientras que el sistema de cámaras estará en periodo de pruebas hasta el día 30 de junio.

La reunión ha servido para detectar que no hay unos planteamientos comunes y si contradictorios dentro de los colectivos y entre ellos, y para constatar que no hay una alternativa a la planteada por el Ayuntamiento salvo que se paralice todo. La zona verde pretende ordenar el aparcamiento en superficie y las cámaras regular el tránsito de vehículos, que están en periodo de pruebas hasta el día 30 de junio.

Las sanciones por infringir el tiempo de permanencia son de 100 euros; que se quedarán en 50 euros  por pago voluntario y no de 200.

Se pueden plantear otras medidas, como el refuerzo del transporte público si se detectase la necesidad, pero en la actualidad, los autobuses tienen una ocupación del 40% y salvo los refuerzos, cualquier cambio supone la modificación del contrato y la correspondiente compensación económica.

También se informó de la nueva aplicación que el Ayuntamiento de Cuenca ha habilitado en su página web, con un formulario de solicitud de autorización temporal para permanencia en el Caso Antiguo, dentro del nuevo sistema de ordenación del tráfico en esta zona de la ciudad. Gracias a esta aplicación, los conductores de vehículos que no dispongan de credencial de residente y los supuestos que no se contemplan en la ordenanza de tráfico podrán obtener un permiso de estacionamiento por una razón puntual.

El Equipo de Gobierno va a estudiar todos los planteamientos realizados  por los diferentes colectivos, como ha hecho a lo largo de toda la legislatura. Concretamente, se está estudiando el incrementar las plazas en superficie para vehículos y motocicletas, el cumplimiento de las normas en los parkings municipales ante las quejas de los usuarios y las peticiones realizadas por los hosteleros y comerciantes del Casco para facilitarles sus operaciones de autoabastecimiento, aunque se considera que con 30 minutos serán suficientes.